Contacto

Sugerencias, comentarios, preguntas, mentadas... las cadenas son especialmente bienvenidas.
Contacto

Me lo dijo un pajarito

julio 11, 2008

Manhattanhenge


Manhattanhenge 5.30.07
Originally uploaded by zonalpony

Todos los años la ciudad de Nueva York tiene dos atardeceres peculiares. Alrededor del 28 de mayo y del 12 de julio, el sol se oculta justo por la línea media de las calles en sentido este-oeste de Manhattan (las que sí llevan "calle" en el nombre), lo que permite fotos como la de arriba. Esa misma alineación también ocurre al amanecer, alrededor del 5 de diciembre y del 8 de enero.

Este fenómeno recibe el mote de Manhattanhenge, en honor al complejo megalítico de Stonehenge en Inglaterra. Pero a diferencia de Stonehenge, la cuadrícula de Manhattan está alineada por casualidad. Esto es un efecto inesperado del trazo urbano implementado en el siglo XIX, que adoptó la ya famosa cuadrícula orientada según el cauce del río Hudson.

Los seres humanos somos tan buenos detectando patrones que muchas veces los vemos donde no hay nada. Esta capacidad para ubicar patrones y hallar semejanzas corre a sus anchas entre los pseudohistoriadores, quienes ven constelaciones y alineaciones planetarias donde sólo hay monumentos o vestigios sin ninguna relación entre ellos. Luego los ocultistas y gurús que abrevan de esta arqueoastronomía patito le asignan un significado místico y esotérico incomprensible para los contemporáneos de los constructores.

Esto aplica también para el Manhattanhenge. Neil deGrasse Tyson, astrofísico, director del planetario Hayden del Museo Americano de Historia Natural en Nueva York, divulgador de la ciencia, descubridor y promotor de este fenómeno (así que sabe de lo que habla), halló que los atardeceres del Manhattanhenge coinciden con el Memorial Day (el día de los soldados caídos en batalla, el último lunes de mayo) y el Juego de las Estrellas de las Ligas Mayores del beisbol (a mediados de julio). Mistificar al Memorial Day es muy fácil, el Juego de las Estrellas es más difícil pero seguro puede hacerse. Los amaneceres también pueden hacerse coincidir con otras fechas: la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre y la Epifanía del Señor el 6 de enero. No son fechas importantes para los gringos, pero 300 o 500 años después de que Manhattan se convierta en una ruina, alguien podría usar esa coincidencia como prueba de que sí.

¿Cuántos monumentos y centros ceremoniales se han vendido como sitios orientados astronómicamente cuando en realidad quedaron así por pura chiripa? El caso más conocido es quizá el de las pirámides de Giza, que Robert Bauval y otros han querido identificar con el cinturón de Orión, en aras de promover una supuesta civilización madre de más de 12 mil años de antigüedad. Tan exótica afirmación se desmorona con el redescubrimiento de la cuarta pirámide de Giza.

Pero Bauval es un charlatán. Los arqueólogos científicos y serios no caen en esos errores, ¿no? El mismo Stonehenge puede ser un ejemplo de que sí. La mayoría de los expertos estará de acuerdo en que el monumento tiene alineaciones para los solsticios, pero algunas afirmaciones (como que el monumento era un enorme calculador de eclipses) pueden parecer descabelladas y han resultado muy controversiales.

Moraleja: cuidado cuando alguien salga con alineaciones astronómicas de edificios y monumentos. Si no hay forma de validar que esa alineación fue intencional, puede que no signifique nada. Y si le damos significado a algo que no lo tiene, perdemos la oportunidad de conocer el significado real de las cosas.

5 comentarios:

V for Vancouver dijo...

Malditos excépticos ARPíos, que no dejan ningún secreto para las futuras generaciones. ¿Y ahora cómo voy a publicar mi libro al respecto? ¿Pongo la cara dura y hago como que la virgen me habla?

Ah, qué buena idea... la Virgen me dijo que Manhattanhedge fue alineada así a propósito para que se viera que el día más importante del año es el Juego de las Estrellas.

Me voy a forrar.

TheJab dijo...

"Tan exótica afirmación se desmorona con el redescubrimiento de la cuarta pirámide de Giza"

...¿y si apareciera de pronto la luz de un enorme astro lejanisisisísimo nunca antes descubierto, alineada justo con el cinturón de Orión?
Seguiría siendo casualidad. ¿Verdad?


Ya en serio, apenas leí el post sin hacerr click en los enlaces... luego regreso.

Ribozyme dijo...

Hablando de fenómenos astronómicos, culturas antiguas y mitos estúpidos, justo ayer en un noticiero de Telerrisa vi el final de un reportaje sobre calaveras de cristal de roca (supongo que el tema salió a colación por la última película de Indiana Jones) y tuvieron que salir con la babosada de la "profesía maya" del 2012, con un giro de la historia que sí me resultó novedad, de que si se lograban recolectar o descubrir (no me quedó muy claro... ni cómo, ni por quién) 13 calaveras de esas, el fin del mundo no sucedería, y que si sólo se recolectaban 12, sobrevendría el resurgimiento del Imperio Azteca... Es impresionante que supuestos profesionales de la comunicación puedan decir semejante sarta de barbaridades sin siquiera sentir tantita inquietud sobre la verosimilitud de lo que dicen.

Canicularis dijo...

Encontrar patrones donde no los hay. Esto me recuerda a piedras, manchas de humedad, etc. donde la gente de repente ve la silueta de la Virgen maría o de Jesús y para pronto le andan poniendo flores. Sin ir más alla este fin de semana vi a tres gringuitos diciendo que una pisada en el lodo tenía facha de ser Jesús.

Kix dijo...

Claro que somos buenísimos encontrando patrones en todos lados: tenemos a la virgen en sandwiches, tenemos la silueta de chuchin en árboles, creo que hasta en el metro encontraron dichos patrones!