Contacto

Sugerencias, comentarios, preguntas, mentadas... las cadenas son especialmente bienvenidas.
Contacto

Me lo dijo un pajarito

agosto 12, 2008

Cadena: agujas para el derrame cerebral

Ya comenzaron los Juegos Olímpicos de Pekín (y si alguien escribe "Beijing" en su comentario, lo borro) y China se puso de moda, así que vamos a discutir una cadenita con un supuesto consejo de la medicina tradicional china.

Aguja salvadora!

Una aguja puede salvar la vida de alguien con comienzo de ACV. (derrame cerebral)

Vale la pena 2 minutos de lectura.

Una aguja puede salvar la vida de un paciente con principios de derrame… Dicho por un profesor chino. Guarda una jeringuilla o una aguja de coser para hacer esto - es un método no convencional para recuperar a alguien de un derrame cerebral.

Cuando vea que alguien es víctima de un derrame, manténgase calmado. Independientemente de donde esté la víctima, no la mueva del lugar.

Cuando sucede el derrame, las venas capilares en el cerebro van gradualmente rompiéndose.

Si mueven a la persona las venas capilares se van a romper. Si tiene en su casa una jeringuilla mejor. Si no tiene, puede utilizar una aguja de costura o un alfiler.

1. Caliente la punta de la aguja para esterilizarla y más adelante de un pinchazo en todos los dedos de las manos del paciente.
2. No hay puntos específicos en los dedos para acupuntura, sino que puede pinchar a 1 milímetrocerca de la uña.
3. Pinche hasta que la sangre a comience a salir.
4. Si la sangre no comenzara a salir, entonces presione con los dedos.
5. Cuando todos los dedos comienzan a sangrar, espere algunos minutos y empiece a friccionar los lóbulos de las orejas del paciente hasta que se pongan rojos.
6. Pinche cada uno de los lóbulos de los oídos hasta que empiece a salir una gota de sangre de cada lóbulo.

Después de algunos minutos la persona comenzará a recuperar las facultades. Espere hasta que recupere el estado normal y llévele para el hospital. Si es conducido apresuradamente para el hospital, el viaje turbulento va a hacer que los vasos capilares del cerebro se rompan.

Aprendí a sacar gotas de sangre para salvar vidas a través de un doctor de medicina tradicional de la China. Se llama Ho Bu Ting. Tenía experiencia práctica en el tema y puedo más adelante decir que este método es el 100% eficiente.

En 1979, siendo profesora de la Universidad de Fung Gaap en Tai Chungkin, una tarde, un profesor de otra aula, entró corriendo a mi sitio y me dijo: 'señora Liu, venga rápidamente, nuestro supervisor tenía un derrame!'

Corrí inmediatamente hasta donde se encontraba el Sr. Chen Fu Tien quien estaba pálido, su hablar eran sólo susurros, la boca la tenía torcida - síntomas de un derrame. Pedí inmediatamente a uno de los estudiantes ir a una farmacia a comprar una jeringuilla, y empecé a pinchar al Sr. Chen en todos los dedos. Cuando todos los dedos estaban sangrando (cada uno de los dedos con una gota de sangre del tamaño de un guisante), el Sr. Chen comenzó a recuperar su color.

Pero la boca continuaba torcida. Entonces, tiré de los lóbulos de los oídos de él por completo para que aflore la sangre. Cuando los oídos de él habían comenzado a ponerse rojos, pinché el lóbulo del oído derecho por 2 veces para que empiece a salir sangre, dos gotas y más adelante el lóbulo el oído izquierdo. Dentro de 3 y 5 minutos la forma de la boca se volvió normal y su manera de hablar llegó a estar clara.

Lo dejamos descansar un poco y luego lo llevamos para el hospital. Estuvo en reposo por una noche y al día siguiente le habían dado de alta y pudo regresar a su aula.

Todo funcionó normalmente. No apareció ninguna enfermedad derivada de los primeros auxilios que le fueron aplicados. Por otra parte, las víctimas de derrame sufren normalmente daños irremediables en los vasos capilares del cerebro durante el traslado para el hospital.

Como resultado, estas víctimas nunca se recuperan.

Por lo tanto, el derrame cerebral es la segunda causa más grande de muerte. Los que tenga suerte pueden sobrevivir, solamente que ellos pueden quedar paralíticos para toda la vida. Cosa horrible de suceder en la vida de alguien.

Envían este email después de leerlo.

Usted puede salvar a alguien al tener un derrame.

Guau. No necesita saber acupuntura, qué alegría.

La cadena está llena de nombres. Casi todos aparecen sólo en copias y traducciones de la cadena, lo que es una señal característica de las cadenas falsas. Una excepción es "Tai Chungkin", que puede referirse a Taichung (T'ai-chung, Taizhong o Taijhong), la tercera ciudad más grande de Taiwán. No pude encontrar una universidad Fung Gaap o parecida en Taichung. Pero sin saber mandarín, ni el esquema de transliteración usado en la cadena, no puedo saber si todos los nombres son inventados (otro punto a favor de la falsedad de la cadena). Pero la historieta puede tener algo de cierto, así que veamos qué pasa con los derrames cerebrales.

Derrames cerebrales

Lo que comúnmente se conoce como "derrame cerebral" tiene el nombre médico de enfermedad o accidente cerebral vascular o cerebrovascular. También se conoce como ictus o ataque cerebral. Este padecimiento en realidad son dos, según su causa inmediata. Uno es el accidente isquémico, también conocido como infarto cerebral, ocurre cuando una arteria que irriga al cerebro se tapa (por un coágulo, grasa o calcio) y deja de llegar sangre, oxígeno y nutrientes al tejido cerebral. En consecuencia, las neuronas comienzan a morirse, el tejido se daña y viene el caos. El accidente isquémico representa alrededor del 80% de casos de enfermedades cerebrovasculares.

El otro es el accidente hemorrágico y es el derrame cerebral propiamente dicho. En este caso, una arteria se revienta (por debilitamiento de las arterias producido por hipertensión o defectos congénitos), comienza a derramar sangre por el tejido cerebral y además de interrumpir el flujo sanguíneo normal, altera el entorno químico de las neuronas, y en casos graves aumenta la presión dentro del cerebro: la sangre comienza a empujar, aplastar y destruir el tejido cerebral, y viene el caos. Una forma especialmente nefasta de accidente hemorrágico es la hemorragia subaracnoidea, que ocurre en el espacio subaracnoide, la capa justo por encima del cerebro llena de fluido. Si un vaso sanguíneo se revienta ahí, se expande por toda la superficie del cerebro y puede lesionar todo el cerebro, ocasionando la muerte en un tercio de los casos.

Hay un tercer tipo de padecimiento vascular: el accidente isquémico transitorio. Como su nombre lo dice, es igual al accidente isquémico: el cerebro deja de recibir sangre, comienza a morirse y viene el caos, pero nomás por un momento, entre 2 y 30 minutos. Después de esto, el cerebro vuelve a recibir sangre, se reestablece la función cerebral y aparentemente todo vuelve a la normalidad, pero los accidentes isquémicos transitorios están asociados a riesgos mayores de padecer un accidente isquémico permanente.

Como en todos estos accidentes el tejido cerebral se muere, los síntomas son los mismos: parálisis, adormecimiento o debilidad en la cara o los miembros (muchas veces de un solo lado), confusión, dificultad para comunicarse, dificultad para caminar, pérdida del equilibrio, disminución de la visión en uno o ambos ojos y dolor de cabeza súbito.

El derrame cerebral en la cadena

La descripción médica no cuadra bien con lo que dice la cadena de que durante un derrame cerebral los capilares del cerebro se rompen. En ninguna de las fuentes que consulté aparece una descripción de los capilares después de un ataque cerebrovascular, así que puede que no pase nada importante. En realidad no tiene mucho sentido: si por zangolotear a alguien se rompen los vasos capilares, habría una incidencia mucho mayor de accidentes cerebrovasculares hemorrágicos (yo creo que los individuos propensos a derrames por movimientos bruscos hace mucho habrían salido de la pila genética).

La cadena no explica cómo se supone que la técnica de pinchar los dedos y luego los lóbulos de las orejas funciona. Si el chiste es "bajar" el nivel de sangre en el cerebro, el método está condenado al fracaso en el 80% de casos de ictus isquémico, donde el problema es que la sangre no llega. Posiblemente sea como querer aliviar el tráfico en el centro de una ciudad poniendo una vía rápida en un suburbio. Mucho menos se explica el porqué de la elección de los dedos de las manos y los lóbulos de las orejas. ¿Por qué no la nuca o las sienes, si el problema está en la cabeza? Por último, el método tiene cierto tufo mágico. Una técnica parecida era practicada hace mucho por los médicos de Europa. Le decían sangría y lo único que hacían era matar al paciente más rápido.

A estas alturas no tiene mucho caso explicar la anécdota, que de hecho resulta factible. La parálisis facial y la dificultad para hablar del señor Chen efectivamente pueden ser síntomas de una enfermedad cerebral vascular, aunque la palidez es un poco menos explicable. El señor Chen, si existió, pudo tener un accidente isquémico transitorio, si lo tuvo, y por eso se recuperó a los pocos minutos.

Historia de la cadena

Según Snopes y la página de leyendas urbanas en About.com, la versión original de esta cadena comenzó a circular en inglés hacia 2003. Ambos sitios confirman que esa técnica no sirve, y que la información médica de la cadena es incorrecta, pero como siempre la cadena siguió circulando. En español, esta cadena parece tener menos de tres meses de existencia. Es fácil rastrearla porque el nombre del supuesto curandero (porque eso es, por muy "doctor" que se presente), "Ho Bu Ting", sólo aparece en cadenas en español. Las versiones en inglés dicen que el curandero se llama "Ha Bu Ting", nombre que aparece en unas pocas cadenas en español. También encontré traducciones al portugués (tan recientes como la española) y al vietnamita (del 2007).

¿Qué hacer ante un ataque cerebral?

Los primeros auxilios para ataques cerebrales consisten en agarrar el teléfono, marcar el número de emergencias y esperar a que llegue la ambulancia. Contrario a lo que dice la cadena, la atención médica profesional es determinante para la supervivencia y recuperación de los afectados por derrames cerebrales. Los pronósticos son muy buenos si el tratamiento se aplica durante las tres horas posteriores.

La mayoría de las cadenas que se han revisado en este espacio son historias absolutamente falsas e inverosímiles, y sus consejos son demasiado obvios y conocidos. Esas cadenas son malas porque saturan el sistema de correo electrónico, fortalecen a los spammers, quitan tiempo valioso y erosionan la capacidad crítica, pero al menos no lastimaban a nadie. Esta cadena en especial es diferente. Es mala y odiosa porque aconseja algo que puede resultar dañino por omisión. Diez minutos que gastas esterilizando agujas y picando dedos son diez minutos de destrucción cerebral, diez minutos en los que se cierra la ventana de oportunidad para recuperarse de la enfermedad cerebral vascular, diez minutos hacia la invalidez y la muerte.

La exaltación del rumor anónimo por encima del consejo experto es peligrosa. Diga no a las cadenas de correo electrónico.

Referencias sobre ataques cerebrovasculares

Están ordenadas más o menos siguiendo el grado de autoridad y complejidad. En caso de duda, consulte a su médico.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante. Eso es para los derrames débiles/en fase incipiente... para los derrames fuertes ya me he hecho con un cuchillo jamonero. Más vale prevenir.

Luis dijo...

Excelente entrada pereque, enhorabuena! Como siempre, comentando temas interesantes para todos.

Nimaloreth dijo...

Excelente que publiqués esto, ya que habrá gente que reciba la cadena y crea que es verdad, por lo que en ciertas circunstancias podrían darse accidentes fatales.
Un beso desde El Salvador,
Fátima.-

TheJab dijo...

Caramba, de haber sabido eso de las agujas en 1999 mi madre no habría fallecido, tampoco mi suegro hace casi un año. Por desgracia, yo lo que hice fue procurarles atención médica de manera urgente. Es que ni Internet tenía, caramba...


"La exaltación del rumor anónimo por encima del consejo experto es peligrosa. Diga no a las cadenas de correo electrónico.": Me robaré la frase, me cae.

Pereque dijo...

Veo algunos nombres nuevos. Gracias por la visita y los comentarios. Jab, todo esto es de uso libre no comercial (a menos que diga otra cosa) así que adelante.

¡Saludos a todos!

Ribozyme dijo...

Del asunto de las agujas y accidentes vasculares cerebrales (en los libros que usan un español un tanto más anticuado se les llama también "apoplejías") no tengo nada que agregar, Pereque lo ha puesto clarísmo.

Del asunto de "Beijing" sí tengo más que decir. En contra de las normas de la RAE y demás, tengo muchísimo tiempo de oponerme a la castellanización (o anglicización, o cualquier otra modificación que los haga diferentes de su forma original) de los nombres propios, cosa que considero aun más importante en esta época de globalización en que el "sobrenombre" que les aplica uno en la propia lengua a veces choca de manera muy ridícula con el nombre que utilizan los verdaderos "usuarios" del mismo, los que están en contacto directo con la entidad citada.

Desde primaria me ponía los pelos de punta el llamar "Segismundo" a Sigmund Freud, "Juan" a Johann Goethe o "Guillermo" a William Shakespeare. Y eso sin tomar en cuenta que hay nombres de pila que ni siquiera tienen equivalentes en español.

Igual, para la capital china, la forma "pinyin" (es decir,la adaptación de los sonidos chinos a sonidos indoeuropeos) es "Beijing". En ese aspecto los gringos, a los que tantos acusamos de colonialismo cultural, han sido más sensatos, pues la versión tradicional del nombre era "Peking" y ya tienen varias décadas de llamar Beijing a la ciudad. Y es que, ¿Qué tanto se parece el término tradicional y aceptado por las autoridades, Pekín, al sonido del vocablo original? Bien poco ¿No? Creo que es una simple cuestión hasta de respeto el llamar a la ciudad por su nombre. Si no, caemos en las mismas actitudes de los españoles de llamar "tarascos" a los purépechas, o "Huichilobos" a la deidad Huitzilopochtli.

Antonio dijo...

Sólo espero no encontrar ninguna nota de periódico reportando un fallecimiento por derrame cerebral en un cadaver con dedos y orejas pinchados. No faltará quien diga que fue el chupacabras.

Un Abrazo.

TheJab dijo...

ribozyme: a mí también me hace un poco de ruido el asunto de la castellanización...

Iba (IBA) a poner un link a esta entrada donde hay un link a otra entrada por los comentarios pero mejor a'i le dejo.

V for Vancouver dijo...

Bien, antes que nada, vengo yo por un off topic grande y completo, que tiene que ver con los juegos olímpicos y fue impulsivo (e impulsado) por el comentario de Rybozome, complementado por el excelente enlace de The Jab. Y es que el nombre de la capital china en pinyin, Beijing, no tiene en realidad el mismo sonido que el nombre en mandarín, 北京. Si no ven el nombre, debe ser porque no tienen activos los caracteres chinos simplificados y tradicionales en su equipo de cómputo.

El nombre en mandarín estándar suena, en español, más cercano a "peiyín" que a Beijing: /beɪˈdʒɪŋ/. Lo sé porque me enseñaron a pronunciar el nombre. El pinyin no es una forma de adaptar el mandarín a las letras inglesas, sino al contrario, es una forma de adaptar las letras inglesas al mandarín, y la mayor parte de las veces el sonido de las letras ni siquiera se acerca al sonido en mandarín. Es más cercano el sonido de Mao Tsetung que el sonido de Mao Zedong en la pronunciación española.

El nombre correcto en español de la capital de China es Pekín, de la misma forma que la capital del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte es Londres, aunque los súbditos de su Majestad Isabel II insistan en llamar London a la ciudad y Elizabeth a su monarca. ¿Por qué? Bueno, porque estamos usando el español y no el inglés para comunicarnos. Si hay una palabra en español debemos usar la palabra en español, aunque tenga muy poco que ver con el vocablo original. Es el mismo caso con los apaches, que se llaman a sí mismos ʔa·paču (gente, en najavo).

Últimamente les da a los comunicadores, que creo que cada vez salen con menos lecturas, escrituras y tablas de la escuela, por poner nombres que son una barbaridad, como Latvia en lugar de Letonia. Todos los idiomas, per se, tienen su propia manera de llamar a las cosas según su sonido particular y su pronunciación particular. A mí no me molesta que los franceses llamen "Mecsic" a México, y supongo que a ellos tampoco tendría que importarles un comino que le digamos París a "Paguí" o a los alemanes (que no "dotche") que le digamos el Báyern Múnich al Bayern München. Mientras no le digan Jervasia a Croacia (Hrvatska, en croata) todo está bueno.

Y ahora que ya que me desahogué, procedo a comentar que yo le dí una vuelta de tuerca más a la cadena: ¡Hágase piercings en las orejas y evite un derrame cerebral!

Arevalo dijo...

Sí existen métodos para controlar el sistema circulatorio através de las terminales nerviosas en el cuerpo...
Pero existen impedimentos éticos para que tales conocimientos - son peligrosos- se divulgen así nomás.

Keith Coors dijo...

Esta entrada de seguro que va entrar en la nueva sección de Ahuramazdah llamada "Peligros". Muy bien investigada, mi estimado Pereque.
Por cierto a mi no me ha llegado esa cadena, pero diario me llegan como 4 diciéndome que me gané los millones de dólares o de libras esterlinas.

Saludos desde el espacio entre el cero y el uno

Christian dijo...

Magnífica entrada Pereque, se la enviaré a todo descarado cadenero que pueda. Gracias por el esfuerzo invertido al investigar.

Uno no tiene forma de determinar si el ataque al cerebro es del tipo hemorrágico. Y aunque así fuera no creo que con unas gotitas se reduzca la presión en venas y arterias.

Anónimo dijo...

Felicitaciones:

Muy buen trabajo de investigación, gracias en nombre de millones de personas a quienes nos llegan esas cadenas irresponsables y que no tienen otro objetivo que almacenar una base de datos.

Un abrazo. Atentamente:

Sr. "F"

BVG dijo...

Acabo de recibir la cadenita de la que hablan. Puse en Google en nombre ése... ("Ho-no-sé-qué")y encontr´é su blog. Magnífica la información. Muchísimas gracias.

(voy a leerme las demás entradas con la esperanza de que despierten mi interés como ésta ;))

Saludos desde Canarias!!

Blanca.

Anónimo dijo...

Hola. Recién me llegó exactamente ese correo, y decidi buscar si era cierto o no.
Gracias por toda la explicación; es muy útil cuando nos damos cuenta de todas las mentiras que nos pueden llegar al correo.

Anónimo dijo...

loco sos un maestro, acabo de recibir ese fuckin mail y me decidí a buscar q tan mentira era y resolviste profesionalmente todas mis dudas,, seguitela jugando por subir cosas así

Brian dijo...

He recibido este email y aunque la explicación dado del proceso del derrame no es correcto no creo que se debe descartar por completo el procedimiento de pinchar los puntos de los dedos.
Los puntos estan conocidos en la Medicina Tradicional China se llaman Shixuan (utilizando Pinyin, igual que cuando usamos el nombre Beijing). Son puntos mencionados en textos antiguos como por ejemplo el Compendio de Acupuntura del siglo 16 y estan utilizado en problemas de "Golpe de Viento" que es la manera tradicional de describir un ACV.
Como todos los consejos tradicionales estan basados en una cumulación de experiencia que tiene una historia muy larga.
Estoy de acuerdo que debemos ser escepticos con reclamos milagrosos pero muchos de los efectos del uso de puntos de acupuntura estan comprobado cientificamente y creo que es nada cientifico de descartar de antemano un procedimiento que posiblemente puede ser muy beneficioso en casos de derrame.
El actitud realmente cientifico sería de investigar los efectos del uso de estos puntos.

Brian Carling

Anónimo dijo...

Segùn entiendo y tal como aquì se ha comentado, los ACV pueden ser de dos tipos: obtrusivo o derrame. Por lo q pude investigar en ambos casos hay un aumento de presiòn arterial, en algùn caso puede ser el origen del ACV (derrame) o consecuencia del mismo (ocluciòn). Si la cantidad de sangre extraida en estas intervensiones es suficiente o no para estabilizar la presiòn del paciente, no lo se, o puede tener un efecto reflejo q induzca la estabilizaciòn. Por otra parte la recomendaciòn de no trasladar al paciente (de modo inapropiado, sin intervenciòn profesional) no parece nada descabellado tampoco. Estimo q convendrìa reflexionar y buscar màs info autorizada, sobre este asunto. Si bien puede q no estè expresado del mejor modo, tampoco parece completamente descartable la cadena.