Contacto

Sugerencias, comentarios, preguntas, mentadas... las cadenas son especialmente bienvenidas.
Contacto

Me lo dijo un pajarito

mayo 09, 2010

Gary Null: el gurú vitamínico con hipervitaminosis

Gary Null es un gurú alti famoso en Estados Unidos. Se proclama como "el experto en salud y nutrición líder en América". Armado con un doctorado de una universidad patito, un programa de radio que se ha transmitido durante casi 30 años, programas audiovisuales, libros, una línea de productos y una cadena de tiendas, Null promueve y vende casi cada rama de la medicina alti: sus métodos afirman ser "naturales" y "abarcar el cuerpo, la mente y el espíritu"; considera el envejecimiento como una enfermedad (para ser un gurú antienvejecimiento, se ve bien traqueteado); está de acuerdo con las opiniones de los negacionistas del SIDA y del movimiento antivacunación; promueve teorías conspiratorias sobre las industrias farmacéuticas y biomédicas, y prescribe casi cada tratamiento disparatado dentro del mundo de la medicina alternativa para casi cada enfermedad habida y por haber.

Entre estos tratamientos "naturales" no podía faltar los suplementos vitamínicos. Como el resto de los ortomoleculares y altis nutricionistas en general, Null atribuye una importancia exagerada al papel de las vitaminas en la prevención y curación de todas las enfermedades, y aboga por las megadosis de vitaminas, cantidades muy por encima de lo que un ser humano normal necesita para llevar una vida saludable. Y como todo charlatán nutricional que se precie, Null vende frascos de vitaminas etiquetados con su nombre.

Parece que Gary Null está convencido de la efectividad de sus métodos, así que acostumbra consumir su propios productos. Uno de esos productos es un suplemento de vitamina D (que se está convirtiendo en la panacea de moda) llamado Ultimate Power Meal. A finales de 2009, Null consumió un Power Meal que venía de un lote con un defecto de fabricación: el suplemento de marras tenía mil veces más vitamina D de lo anunciado, que ya era algo superior a la dosis recomendada de vitamina D. De modo que a lo largo de un mes, Null tomó suficiente Power Meal como para satisfacer las necesidades de vitamina D de toda una vida. Como resultado tuvo una sobredosis de vitamina D que le provocó daño renal. Hubo un tiempo en el que continuó atascándose de vitamina D, fiel a su creencia de que el suplemento le ayudaría a mejorar. Finalmente tuvo que ir con un médico de verdad, de esos que Null dice que velan por sus propios intereses monetarios y conspiran contra la salud "natural", que le hizo estudios y detectó sus niveles improbablemente altos de vitamina D. Como no le quedaba más que esperar a que su cuerpo se deshiciera del exceso de vitamina D, Null se sometió a un ayuno de líquidos. Al momento de publicar esto, Gary Null mejoró en salud pero no se ha recuperado por completo. De acuerdo con dos notas en la prensa de finales de abril, la demanda de los abogados de Null dice que "continúa orinando sangre ocasionalmente".

Como consecuencia de ese incidente, Null canceló compromisos de trabajo, ordenó el retiro inmediato del lote defectuoso, se avisó a los consumidores, culpó al fabricante de todo el asunto, rompió su relación comercial y lo demandó por 10 millones de dólares (M$ 12.6 M, €7.7 M). Muchos clientes le hicieron saber que ya no volverían a consumir sus productos. Se reporta que al menos seis consumidores del Power Meal también tuvieron una insuficiencia renal y fueron hospitalizados. Quién sabe cómo le vaya a ir a su negocio: seguro se olvidará el asunto y Null seguirá como si nada.

Mi primera reacción fue el schadenfreude y hasta me vi tentado a poner un Nelson. Pero después sentí pena por Gary Null, porque me parece que estuvo actuando de buena fe y no puedo hacerlo responsable de nada. Después de todo, está tan convencido de la bondad de sus productos que se los come. Pero no los fabrica, y no sabía ni tenía forma de saber que el producto tenía demasiada vitamina D. Cuando lo supo, tuvo la decencia de reconocer que el lote estaba defectuoso y podía ser mortal, y lo retiró del mercado.

Pero uno también se pone a pensar en la industria de la medicina alternativa en general, y que muchos casos parecidos ya pasaron antes, pero no a los tipos cuyas fotos están en el frasco de los suplementos. En México ya se ha vuelto relativamente común que la Cofepris publique advertencias y retire suplementos dañinos, pero nunca pasa a mayores. Un suceso similar en la industria farmacéutica (en Estados Unidos, México o casi donde sea) habría causado un escándalo mayúsculo durante semanas, y con justísima razón.

Una razón para esto es la enorme diferencia en regulación entre la industria biomédica y los altis: las farmacéuticas, los laboratorios, los hospitales y los médicos están sujetos a muchísima legislación, estandarización y supervisión, y las infracciones son severamente castigadas (aunque las infracciones se pasan por alto más veces de las que debieran). En cambio la industria de la medicina alternativa ni siquiera cuenta con la más mínima autorregulación, mucho menos una legislación estricta o un cuerpo que supervise activamente sus productos, servicios y procesos. La misma falta de legislación que le otorga a gente como Null patente de corso para decir todo lo que quieran en donde quieran sin tener que demostrar nada o enfrentar consecuencias legales es la misma que hizo que Null se envenenara con su propio suplemento. El que a hierro mata...

De esta historia podemos aprender dos cosas:

  1. Está fuera de discusión que uno necesita vitaminas para vivir y estar sano. Pero también es cierto que la mayoría de la gente por encima de la línea de pobreza alimentaria consume cantidades adecuadas de la mayoría de vitaminas y no necesita suplementos. También es cierto que las vitaminas no son panaceas y que tienen un rol muy menor en la prevención de enfermedades no relacionadas con deficiencias vitamínicas. Y también es cierto que uno puede consumir demasiadas vitaminas y ponerse muy enfermo. Como le pasó a Gary Null, el gurú nutricional y vendedor de vitaminas.
  2. La medicina alternativa no es asunto exclusivo de campesinos humildes o negocitos caseros. Hay toda una infraestructura industrial y comercial más parecida a la industria farmacéutica de lo que quisiera, excepto que nadie sabe lo que pasa en la industria alti porque nadie obliga a los altis a cumplir con nada, y ninguno de nosotros tiene garantía de que los remedios "naturales" y "saludables" efectivamente lo sean.

En pocas palabras, si necesita vitaminas, mejor coma una dieta balanceada. Los suplementos tienen más riesgos que beneficios, y cuestan mucho más.

Fuentes

5 comentarios:

Ribozyme dijo...

Aún así... ¡Haaa... Haaa!

Es como el que atropella a alguien por estupidez y no por malicia (me refiero a mis frecuentes roces en la moto con los que conducen con el celular pegado a la oreja... aunque aún no me haya pasado nada), igual merece enfrentar las consecuencias de su acción y recibir un castigo.

Me recuerda a la "doctora" que decía curar el cáncer y todo tipo de males con un aparatito diseñado por ella... y acabó muerta de cáncer. O la tipa millonaria que decía que el SIDA no existe, a pesar de ser VIH+, y primero se murió su hija pequeña y luego se murió ella... Aunque no sean mal intencionados, al propagar semejante desinformación peligrosa, creo que se merecen lo que les pasa, o cuando menos sus posibles víctimas nos merecemos que salgan de circulación por su propia estupidez.

Antonio dijo...

"o cuando menos sus posibles víctimas nos merecemos que salgan de circulación por su propia estupidez."

O por lo menos merecemos instituir un premio por sus esfuerzos en hacerse acreedores a un premio Darwin.

Un Abrazo.

Señor Malafacha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Señor Malafacha dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Exgetal dijo...

Precisamente estaba leyendo una página absurda que niega la eficacia de los tratamientos científicos contra el cáncer, (de un tal axel.org.ar) y como una de sus fuentes entre otras toma precisamente a Gary Null, buscando, más referencias sobre este tipo me tope con tu página, vaya que me he reído, lástima que el tal Axel no permite comentarios en su web, si no le mandara este artículo.