Contacto

Sugerencias, comentarios, preguntas, mentadas... las cadenas son especialmente bienvenidas.
Contacto

Me lo dijo un pajarito

marzo 12, 2011

¡El maremoto!

Al enterarme del tsunami de Japón, me acuerdo de una anécdota de mi padre, aparentemente de 1964 cuando un terremoto en Alaska lanzó una alerta de "maremoto", como le decían en ese entonces, y se desató la histeria en Mazatlán porque el maremoto iba a llegar y matarlos a todos. Resulta que mi padre y otros de sus hermanos / mis tíos fueron por una cubeta, la llenaron de agua y se la aventaron a otro hermano / tío, aparentemente dormido con la boca abierta, al grito de "¡¡¡el maremoto!!!".

Cómo nos reíamos con esa historia.

La historia se repite: otra vez, Mazatlán vivió la histeria del maremoto, ahora desde Japón, irónicamente, el mismo lugar de donde llegó la palabra que reemplazó a "maremoto". Las nuevas historias me siguen haciendo reír, pero ahora es porque no sé qué gente me parece más pendeja: si esta...

Reviviendo el terremoto que afectó a Alaska en 1964 y que provocó el éxodo de miles de mazatlecos, muchos porteños decidieron ayer irse a tierras altas, como a Concordia [45 km tierra adentro, en las faldas de la Sierra Madre Occidental], donde se calcula que llegaron unos 2 mil mazatlecos que llenaron la plazuela, el atrio de la iglesia y las calles del centro del pueblo, así como restaurantes y comercios. ["Libra Mazatlán alerta", Noroeste, 12/03/2011]

...o esta.

Antes de las 09:00 horas decenas de paseantes y conductores hacían parada en la Avenida del Mar, algunos preguntaban "¿a qué hora es el tsunami?", pero nadie tenía respuesta. Así, poco a poco el malecón se fue nutriendo de curiosos.

Una hora después la avenida tenía mas espectadores, como pocas veces en viernes por la mañana. La mayoría sólo contempló el mar pendiente del romper de las olas, algunas familias llegaron en taxi con sus hijos todavía con mochila al hombro.

"Dijeron en las noticias que no debemos venir a la playa, pero nosotros queremos ver un tsunami", dijo una madre de familia. ["Salen a esperar el tsunami", Noroeste, 12/03/2011]

¡Muchas gracias, Roland Emmerich! Porque solo echándose y creyéndose todos esos bodrios se puede esperar que una ola gigante viaje 10 mil kilómetros de océano sin que su potencia se disipe en el camino. Es un hecho básico de física que cualquier emisión de energía disminuye su intensidad conforme se aleja de su fuente: es la famosa ley del cuadrado inverso de la distancia, que aplica para el sonido, la luz, las explosiones, las señales de radio, la gravedad y también para terremotos y tsunamis (no tanto si el medio de transmisión es heterogéneo, como lo saben los defeños). Además, están las irregularidades propias del fondo marino, que frenan la onda, y una cosa llamada Baja California, que prácticamente bloquea la geodésica entre Miyagi y Sinaloa. (Jodidos los de Ensenada, pues.) Simplemente no hay forma en que el mismo movimiento telúrico que arrasó Sendai y otras ciudades japonesas hiciera lo mismo en el Pacífico mexicano.

Creo que escojo a los últimos como los más pendejos. ¿Qué chingados estaban pensando los que fueron al malecón esperando ver una muralla de agua acercándose a toda velocidad? ¿Qué iban a hacer cuando la muralla estuviera a punto de llegar y barrerlos de la faz de la tierra?

Y se supone que somos gente que vive del mar, caray.

12 comentarios:

Gndrix dijo...

Por supuesto la televisión no ayudó mucho que digamos. Loret de Mola iba con todos sus corresponsales en ciudades del Pacífico esperando gente preparándose para la catástrofe. Se hizo una especie de cowntdown to tsunami que daba pena. Me causo mucha gracia cuando la corresponsal en Colima dijo algo así como: "Se espera una ola de entre 1 y 2 metros... pero aquí las olas son de 3"...

Antonio dijo...

"¿Qué chingados estaban pensando los que fueron al malecón esperando ver una muralla de agua acercándose a toda velocidad? ¿Qué iban a hacer cuando la muralla estuviera a punto de llegar y barrerlos de la faz de la tierra?"

Me imagino que lo consideraron como una oportunidad de ganar el premio Darwin.

Un abrazo.

TheJab dijo...

¡Maelstrom!
Ok, no.

paisajista dijo...

Me imagino que lo consideraron como una oportunidad de ganar el premio Darwin...
exitos!

Ribozyme dijo...

Está muy buena la historia de la broma, aunque algo manchada (bañada, como dicen en Mty, le queda aun mejor).

Aparte ¿Cuánto tiempo puede tardar un Tsunami en llegar a una distancia en la que todavía puede causar problemas? No creo que dé mucho tiempo para irse a refugiar a un lugar alto. Curiosamente, la costa del Pacífico mexicano, a pesar de que es famosa por sus terremotos, no parece sufrir de Tsunamis de consecuencia. Leía una vez en Scientific American que en la parte norte del Pacífico gringo hace un buen rato que no tienen un terremoto grande, por lo que cuando se dé, se espera que sea particularmente intenso y las ciudades de la costa no están en lo más mínimo preparadas ni para eso ni para un Tsunami.

Por cierto, la última película de Clint Eastwood comienza con una secuencia muy dramática de un Tsunami. De hecho, para mí fue la mejor parte de la película, que de ahí va cuesta abajo, al involucrar en la historia temas mágufos paranormales de vida después de la muerte. Si Eastwood se hubiera abstenido de meterse con eso, la película hubiera sido excelente.

Kaon dijo...

ja ja ja, que buena cronica, yo tambien soy de mzt. y en verdad que fue una paranoia en todo lo alto ja ja ja ja, en mi familia no acostumbramos ver la tv, por la cantidad de estupideces que presentan, asi que ese dia ignorabamos lo del supuesto tsunami, llegamos a la escuela a dejar a nuestra hija y fue bastantante curioso que estaba casi desierto je je je je, nos dice una persona de la escuela "no saben del tsunami!!!???? y mi esposa y yo nos quedamos viendo el uno al otro con la cara de ¿de que esta hablando esta chava? ja ja ja, total que solo fueron como 8 chicos a la escuela, pero en todas las escuelas del gobierno se suspendieron clases por "alerta de tsunami", yo por mi parte ese dia me la pase de lo mas tranquilo por que no me hablo ningun cliente ja ja ja, fuen un dia de descanso obligatorio.

PD: AAAHHH!!!! que facil es lavarle el cerebro a la gente con la TV.

Concepción dijo...

Martín,
me encantó tu crónica!
El maremoto y los espectadores que llegan en taxi, s-u-p-e-r!!!

Hasta pronto
C.

ACERTIXO dijo...

Que blog tan represivo, hasta parece que estoy en la primaria, ¿quien te dijo que tenías que controlar a los adultos?
Es enfermizo quién quiere controlarlo todo, hasta el hecho de que la gente vaya de babosa para que se la trague el mar...

Pereque dijo...

Ismael: ¡Qué gustazo que hayas encontrado tu camino hasta acá!

No estoy seguro de qué estás hablando. No encuentro nada controlador en la entrada, pero tu deficiente comprensión de lectura es famosa así que te pido de favor que te expliques.

Otra opción es que te refieras a la política de comentarios. Si es el caso, considera lo siguiente:

1) La política de comentarios busca hacer que todos hablemos sobre la entrada. La entrada trata sobre algo, y lo lógico es que los comentarios traten sobre ese mismo algo.
2) La política de comentarios no está sujeta a discusión.
3) Como tu comentario no tiene nada que ver con la entrada, marco tu primer strike.

¡Saludos y regresa pronto! :D

ACERTIXO dijo...

Esta hablando del maremoto y la critica que usted ha dejado, Se la voy a exponer de otra forma porque parece que no comprendió mi anterior mensaje ¿porque no deja que se mueran felices y contentos? ¿No sabía que fuera un juego de Beisboll porque lo del strike?

Ribozyme dijo...

Pereque: Ya sé, ya sé, tú atiendes el changarro... ¡Pero es que da tentación de intervenir! Me aguantaré las ganas y me dispondré a disfrutar del espectáculo.

Pereque dijo...

Ismael: Ah bueno, en ese caso reconozco y pido disculpas por mi confusión, y aclaro que el strike era en el escenario B, que no era el verdadero así que por ese lado todos estamos bien.

Volviendo al tema. No sé qué entiendas por "reprimir" pero no es mi intención mandar a la policía a que disperse a toletazos a los curiosos. No podría aunque quisiera. No podría aunque pudiera, porque esto es un apunte sobre un hecho pasado.

Lo que sí hago es censurar (en las acepciones 1 y 2 del DRAE, no en la 4), criticar, denigrar, deplorar, y sobre todo, registar el hecho y refutar las ideas que lo motivaron, con la esperanza (un tanto ingenua) de que no vuelva a ocurrir, porque si la gente de la costa no sabe cómo funciona la costa de la que depende su vida, la gente de la costa está fregada.

Ribozyme: Por supuesto que puedes entrarle, siempre y cuando no te vayas por la tangente.

¡Saludos!