Contacto

Sugerencias, comentarios, preguntas, mentadas... las cadenas son especialmente bienvenidas.
Contacto

Me lo dijo un pajarito

julio 18, 2007

Harry Potter y la estulticia religiosa

Este sábado 21 de julio a la medianoche del 21 de junio [la dislexia está dura, 20/07/2007] (hora del Reino Unido) inicia la venta mundial simultánea de Harry Potter and the Deathly Hallows, el séptimo y último libro de la serie creada por J. K. Rowling. Además hace poco se estrenó la película basada en el quinto libro de Harry Potter, así que el mago adolescente tiene apariciones frecuentes en los medios por estos días.

Eso lo notaron los asistentes a un evento de gran importancia e impacto social, en el que se tratan asuntos vitalísimos y urgentes para nuestros tiempos: el III Congreso Nacional de Exorcistas en Cuautitlán Izcalli, Estado de México. De acuerdo con una nota del Grupo Milenio, "un asistente [...] recomendó tener cuidado con señalar que todo es satánico, porque entonces calificaría así a Harry Potter" [Jiménez, 2007]. Esta persona parece tener mucho sentido común.

A esto siguió el comentario del ponente Francesco Bamonte, que opinó que "claramente es un intento de inducir a los adolescentes en una mentalidad esotérica y de magia". También dice que esta mentalidad esotérica hace creer que todo éxito depende de la magia. Cualquier persona mínimamente racional podrá apreciar la ironía en las declaraciones anteriores. Para las mentes descreídas como la mía, toda la faramalla alrededor de un exorcismo católico es en el fondo indistinguible de las limpias, trabajos y otros rituales que no tienen reparos en llamarse mágicos (y que por eso son más honestos). Más de un ritual de "alta magia" o hechicería o como le quiera llamar mete oraciones, igual que el exorcismo. En más de un ritual católico pueden verse rastros de magia simpatética, como en el bautismo (el agua que limpia el pecado original).

Y para que vean que sí se pervierten leyendo a Harry Potter, tenemos el testimonio contundente, avasallador e i-rre-fu-table de una asistente: “tengo una amiga en Estados Unidos y su hijo empezó a leer los libros y ver las películas de Harry Potter desde entonces esa familia empezó a tener muchos problemas, el hijo se volvió homosexual, la hija drogadicta y el papá alcohólico y esto es verídico”.

Nomás le faltó el "Llo estube ai, llo lo bibí". No dudo ni tantito que a esa familia le hayan pasado esas cosas, pero sí dudo muchísimo que la lectura de un libro haya tenido algo que ver. Esta ñora cayó redondita en la falacia de post hoc, ergo propter hoc (en latín, algo así como "después de esto, por lo tanto fue causado por esto"), que consiste en creer que dos cosas tienen una relación de causa y efecto sólo porque una pasó después que otra.

Qué fe tan débil deben tener estos asistentes y expositores del Congreso Nacional de Exorcistas. Tenerle miedo a un libro de niños y adolescentes. Será porque son fácilmente impresionables, o será que tienen la mente tan intoxicada de doctrina que ya no pueden distinguir la realidad de la ficción, o que tan pías y aburridas personas no comprenden que alguien pueda escribir o leer algo por diversión, sólo porque sí, sin agenda, sin afán de adoctrinar ni moralizar. Dan pena ajena.

Deberían hacerle caso a la persona del comentario inicial: sus malabares exegéticos y gimoteos mamones de que "todo es satánico" sólo hacen ver mal al catolicismo, y causan que las ovejas se separen del rebaño porque no soportan el absurdo.

Algo relacionado está pasando en esa teocracia mal disfrazada mejor conocida como el Estado de Israel. Además de que los judíos ortodoxos ya fustigaron a los libros de Potter por sus contenidos, están molestos porque el lanzamiento mundial del séptimo libro será justo en el día sagrado de descanso de los judíos. Las leyes civiles obligan al cumplimiento del shabat en Israel, de modo que el Ministro de Industria, Comercio y Trabajo israelí, Eli Yishai, informa que su dependencia podría multar a las librerías que decidan vender los libros de Harry Potter en sábado. Esto no parece tener muy preocupadas a las librerías. La mayor cadena de librerías de Israel ya dijo que multa o no multa, shabat o no shabat, van a satisfacer la demanda de los clientes y van a vender el libro a la hora prometida. (Claro, si venden suficientes libros pagan su multa y todos contentos menos los judíos ultraortodoxos, que no tienen cara de haber estado contentos alguna vez.)

Esto es muy estúpido, pero es de la clase de cosas por las que el último intento del episcopado mexicano de querer meter (todavía más) sus santas manotas en política es un despropósito y un atropello. Si en Israel la ortodoxia judía forzó a los negocios a cerrar un día a la semana, ¿qué no harán los totalitarios jerarcas católicos con asuntos más trascendentes, armados con conceptos ridículos como los de Francesco Bamonte?

Referencias

  1. "3 hechizos de Potter en la red", en El Universal, sección Cultura. México, 18 de julio de 2007.
  2. Eugenia Jiménez, "Harry Potter induce al satanismo: exorcistas" en Milenio Diario, sección Tendencias. México, 18 de julio de 2007.
  3. "Ortodoxos impedirán el lanzamiento de Harry Potter en Israel", en Milenio Diario, sección Cultura. México, 18 de julio de 2007.

Nota de mitología comparada

Yo nada más he visto pedazos de la primera película de Harry Potter, y cuando narran que el niño se salvó no me acuerdo cómo de su primer encuentro con Voldemort, en el que mató a sus padres, pensé en Zeus, Perseo, Heracles / Hércules, Huitzilopochtli... y en Moisés y Jesús, que sobrevivieron a intentos de homicidio cuando eran niños o recién nacidos por parte de enemigos muy poderosos. También repite el patrón de la familia adoptiva que lo cuida hasta que descubre su verdadera identidad, como Moisés y Jesús, Edipo, Sigurd / Siegfried, creo que el Rey Arturo y hasta Luke Skywalker. Y si me pongo a leer los libros y/o ver las películas seguro le hallo más semejanzas y patrones mitológicos. Tal vez por eso el rencor y la desconfianza: en realidad las historias de Harry Potter no son tan diferentes de las de Jesús de Nazaret, excepto que el niño mago es más divertido que el Mesías.

13 comentarios:

TheJab dijo...

La estulticia en el país de la Maravilla...

Constancia de visita y lectura.

¡Fiat Lux!

LabJournal dijo...

Un nuevo intento de la ilesia de controlar hasta el último segundo de la existencia humana. patetico

Antonio dijo...

Todo esto contribuirá a aumentar las ventas del librito. Como dijo Carlos Fuentes cuando Abascal se lanzó contra Aura.

Un Abrazo.

El Diablo dijo...

Nada de faramalla!!! Chale...Ya nadie cree que me le meto a la gente!!! (nomás preguntale a W Jajaja)... Y Harry Potter también es diabólico... me cae, me consta, llo estube ai llo lo bibi!!

Roland dijo...

Deja que para fin de año salga la peli basada en His Dark Materials de Phillip Pullman. También es fantasía infantil-juvenil, pero el autor si se lanza sin piedad en contra de la iglesia.

Será divertido

Arevalo dijo...

¿Es cierto que Harry Potter muere en el último libro?

Cesar De la luz dijo...

Lo que hay que reconocer a estos pagrecitos es su olfato mercadológico para hacer estos comentarios y este seminario justo cuando en estas fechas hay nuevos Potter en libro y película...


Potter ya me aburrió...

Roland:
La película llevará el título del primer libro, The Golden Compass... y no te hagas ilusiones, al parecer ha suavizado la crítica a la iglesia para hacer la historia más accesible. Les recomiendo la trilogía, está mucho mejor que la así llamada "literatura adulta".

arevalo:
Sepa si lo maten. ojalá y sí.

Xevi dijo...

Coinciding with the opening of Harry Potter and the Order of the Phoenix is the world-wide Internet debut of Èric and the Army of the Phoenix (Èric i l'Exèrcit del Fènix). Subtitled in English, "Èric and the Army of the Phoenix" documents the odyssey of 14-year-old Èric Bertran, unfairly accused of terrorism. Èric has since been popularly dubbed the "Catalan Harry Potter".

http://video.google.com/videoplay?docid=3666585673568780060

Èric and the Army of the Phoenix documents the truth and the personal consequences -and the politics at play- in the case of Èric Bertran, a boy from Lloret de Mar, a town some 75 km north of Barcelona (Catalonia). When he e-mailed a grocery chain to demand they label their products in Catalan, the language of Catalonia, 14-year-old Èric and his family were subjected to the midnight invasion of their home by thirty police officers bearing a search warrant from the Spanish government. The accusation: terrorism. A big fan of the "Harry Potter" series, Èric created a website that he called Army of the Phoenix, inspired by the famous J.K. Rowling stories, signing his e-mails with the name from his website. Even though they knew full well that the website belonged to a 14-year-old, from that point on, the Spanish authorities insisted on accusing Èric of being a member of an army of terrorists. His family has since taken legal action against the government of Spain for moral and psychological harassment of a minor, taking their case to the European Court of Human Rights in Strasburg and to the United Nations' International Court of Justice.

Èric Bertran and his brother Àdam tell their story in this documentary by Xevi Mató, with English subtitles by Heather Hayes. The film features statements by author Víctor Alexandre, who supervised the book about the case. Alexandre himself has also written an entertaining and controversial play about the incident, which débuted in Barcelona in 2007. Also featured in the film are contributions by Member of Parliament Joan Puig, who defended Èric before the Spanish assembly, and by Èric's attorney Emili Colmenero, who explains how the Spanish justice system connected a child to an Al Qaeda cell.

U.S. press enquiries:
Emily Moore, tel. (865) 254-5244
OgleMoore@gmail.com

Pereque dijo...

Arévalo y César: Conseguí el libro en PDF (no me pregunten cómo, juar juar) y parece que sí es el bueno: el caso es que Harry no sólo no se muere, sino que se casa y tiene hijos. Pero puede que eso ya lo sepan. De nada.

Saludos a todos.

Ribozyme dijo...

Pues a mí sí me agradan las historias de Harry Potter. No hasta el punto de comprar los libros y echarme una semana leyendo cada uno (yo leo en ratitos), pero sí lo suficiente para pagar la entrada al cine y disfrutar por cerca de 2 horas de la versión cinematográfica. En general sí me gusta la literatura fantástica (difícilmente me podrán criticar, si hasta a Jorge Luis Borges le encantaba y llegó a escribirla). Hace poco descubrí a un escritor británico llamado Neil Gaiman y ya me he chutado dos novelas suyas que pude bajar de la red. Justo a tiempo, pues acabo de ver en el cine los cortos de la adaptación cinematográfica de su novela Stardust, y se ve bien claro que va a ser la típica mamada gringa, aun cuando participen actores del calibre de Robert de Niro y Michelle Pfeiffer. Salvo honrosas excepciones, como El Señor de los Anillos, el cine no le hace justicia ni a la buena fantasía ni a la buena ciencia ficción, y yo diría que ni a la buena literatura mainstream.

Pero el gusto por la fantasía y la ciencia ficción evidencian una característica muy arraigada en la naturaleza humana, la de soñar con un mundo lleno de misterios, de cosas maravillosas que no pueden explicarse en base a las experiencias cotidianas y lo material. Otra característica es soñar con que, en contra de todas las evidencias, algún suceso milagroso pudiera venir a resolver los problemas para los que no econtramos una solución práctica. Esta última bien pudiera ser un corolario de la primera. Como pueden ver, estas tendencias que explican la religión de la gran mayoría de las personas, se encuentran muy manifiestas aun en el caso de nosotros los ateos. Creo que a los jerarcas cristianos (en este caso, los católicos, aunque no es exclusivo de ellos; en otros países, prelados protestantes han promovido incluso la quema de libros de Harry Potter) les queda la suficiente agudeza para darse cuenta de que ambas cuestiones, la literatura fantástica muy popular y la religión, compiten por el mismo "pedazo del corazón" de los feligreses, y se sienten amenazados. Y no están tan errados. Después de todo, todas las religiones han empezado con los alucines de unos cuantos. Y un ejemplo clarísimo hoy en día son las religiones relacionadas con OVNIs (Heaven's Gate viene a la mente) e incluso e oído de gentes que se han tomado tan en serio la Fuerza, de las películas de Star Wars, que ya han establecido agrupaciones prácticas quasirreligiosas en torno al asunto de los Jedi. No me consta, es un rumor que escuché por ahí.

El problema real que yo veo es el de la olla llamando tiznado al comal. Es clásico de todas las religiones el asumir que ellas tienen la verdad de las cosas, y que todas las demás son falsas. En mi caso, uno de los argumentos más poderosos para abandonar cualquier creencia religiosa fue el ver que, no importa con qué fuerza lo crea cada grupo, existen grupos con creencias igualmente fuertes y totalmente incompatibles con las de los otros. El meollo del asunto consiste en que ninguno de esos grupos puede demostrar con hechos repetibles que lo que alegan es cierto. El verdadero problema es que lo que alegan el cristianismo, el islam, u otras religiones, es en los hechos tan falso como la Fuerza, el Anillo Único, o las artes mágicas de Harry Potter. Todos son sólo inventos de la mente humana.

Djini Domina Venti dijo...

Yo, con toda la honestidad del mundo declaro: ¡He leído los cinco primeros libros de Harry Potter! no he comprado uno solo porque entre mi hermano y mi hermano lo hacen y yo viajo gratis...no obstante, creer que pasan cosas terribles y todo lo demás si sobrepasa mi capacidad de asombro.
También concuerdo con la opinión de que ello contribuirá con el incremento de las ventas, ¿se acuerdan lo que pasó con El Crimen del Padre Amaro? Puff, la Iglesia Católica habló un montón en contra y señaló a ese libro (escrito hacia mucho tiempo atrás con verdades irrefubles y por todos conocidas e incluso aceptadas) cómo un atentado contra la fe y no sé cuantas cosas más.
Naturalmente, cuando la película por fin se estrenó, todo el mundo tenía curiosidad y luego, para mí fue la gran decepción porque en realidad no plantearon nada que no fuera cierto y desde mi punto de vista se quedaron muy cortos, a comparación del libro...

Arevalo dijo...

Buen final para Harry (buen ejemplo para sus fans)...

filomeno2006 dijo...

Sabias palabras del Padre Bamonte