Contacto

Sugerencias, comentarios, preguntas, mentadas... las cadenas son especialmente bienvenidas.
Contacto

Me lo dijo un pajarito

enero 13, 2008

Adiós al reto Randi

La mayoría de los lectores regulares de este blog posiblemente ya se enteró de que el Reto de la James Randi Educational Foundation (JREF) terminará el 6 de marzo de 2010. Los lectores que caigan aquí por azar posiblemente no sepa qué es el reto Randi. En 1964, James Randi, un ilusionista que ha dedicado buena parte de su vida a desenmascarar charlatanes (su caso más famoso fue Uri Geller, quien afirmaba doblar cucharas con la mente) ofreció mil dólares de su bolsa en un programa de radio a todo aquel que demostrara lo paranormal. El dinero fue acumulándose hasta que juntó un millón de dólares. El 6 de marzo de 1998 el reto Randi tomó la forma que tiene actualmente. Para ganar el millón, el aplicante deberá demostrar, en pruebas científicas rígidas bajo condiciones de común acuerdo entre ambas partes, que tiene el poder. Fácil, ¿no?

En diez años, la JREF ha atendido a miles de aplicantes. Absolutamente ninguno ha logrado pasar las pruebas preliminares. Muchos de los aplicantes son personas con padecimientos psiquiátricos que necesitan atención profesional y que muchas veces ni siquiera pueden decir claramente qué es lo que pueden hacer. Los verdaderos destinatarios del reto Randi, los grandes magufos y charlatanes que viven de la explotación de la credulidad ajena, como Sylvia Browne, John Edwards y otros psíquicos y magufos famosos de Estados Unidos, y uno que otro "prodigio" de la técnica, lo han ignorado y evadido.

Otras personas han intentado tomar el reto para luego escabullirse a pesar de ser constantemente correteados por la JREF. Se han hecho excusas bastante tontas para no tomar el desafío: el dinero no existe (está en una cuenta de bonos de Goldman Sachs), mis poderes no son para lucro personal (¿entonces por qué no lo ganan y lo donan?), que Randi es quien pone las reglas, o bien que las cambia según le convengan (no es cierto, todo es de común acuerdo) y así.

La principal razón para matar al reto Randi no es el dinero. Es que los trabajadores de la JREF tienen mejores cosas que hacer. Ya en abril de 2007 hubo un intento para reducir el alcance del reto Randi y simplificar la carga de trabajo: en lugar de aceptar solicitudes de cualquier pobre diablo, ahora sólo se aceptarían aquellos que tuvieran presencia mediática significativa (entrevistas detalladas en televisión o prensa, reportajes, menciones en libros) y respaldo de un académico calificado. Diez años después de su concepción, Randi y su Fundación han decidido que ha sido suficiente y que ya no van a esperar más.

Es una pena que ya no podamos usar el argumento de "si X puede hacer eso, ¿por qué no toma el reto Randi?" contra magufos y altis. De cualquier manera, si para marzo de 2010 el millón sigue seguro en Goldman Sachs, el reto Randi será un monumento a la incapacidad de los pseudocientíficos, adivinos y charlatanes de fines del segundo milenio (¡precisamente la época en la que decían que estas cosas iban a ser universalmente reconocidas y practicadas!) para demostrar sus afirmaciones, y una prueba indirecta de su falsedad.

Pueden encontrar más información del reto Randi aquí y aquí, todo en la JREF. Y si tienen poderes paranormales, apúrense a mandar sus papeles. Un millón de dólares los espera.

4 comentarios:

controlzape dijo...

Como en el propio foro de la JREF y en otros sitios escépticos proponen, el argumento contra los magufos será:

"tuviste 12 años para ganarte un millón de dólares usando tus poderes paranormales ¿y no los aprovechaste?, pffff".

o este otro que me gusta más

"ok, si eres tan chinguetas regresa al pasado, llevate el premio y quítate de mi vista"

TORK dijo...

Con mis poderes paranormales predigo que el premio no se lo llevará nadie

¿Esa cuenta?

El Tío César dijo...

Carlos Trejo (o su clón sonorense, que para mayores referencias dense una vuelta a mi bló), ya debieron de haber acudido ante Randi con sus irrefutables e indudables (más bien, infumables) pruebas para cobrar el premio.

Pero pregúntome: si ningún para-anormal gana el premio, ¿Randi tiene la razón absoluta? Es decir, el que nadie se lleve su premio ¿es muestra irrefutable y definitiva de la falsedad del para-anormalismo?
Yo sé que muy probablemente sí, pero tal vez los magufos ya piensan que no es necesario andar dando pruebas de su verdad, sino insistan en que los escépticos prueben que lo que ellos sostienen es falso (¿verdá, maussy?)...

TheJab dijo...

¿NO será que se enteró del reto Maussan Mausan Mauzán y prefirió retirarse ante la abrumadora superioridad de la competencia?

Ahora iré a leer el anterior post...