Contacto

Sugerencias, comentarios, preguntas, mentadas... las cadenas son especialmente bienvenidas.
Contacto

Me lo dijo un pajarito

octubre 16, 2009

Romería y epidemias

Por ahí de 1635, una epidemia asoló a la ciudad de Guadalajara, capital del Reino de la Nueva Galicia, parte del Virreinato de la Nueva España, parte a su vez del enorme Imperio español en el Nuevo Mundo. Las autoridades de la ciudad decidieron hacer algo al respecto y recurrieron a los métodos más avanzados que ofrecía la medicina novohispana de la época: sacar una imagen religiosa a que recorriera todas las parroquias de la ciudad para que el pueblo le rezara y le mostrara piedad a ver si así el personaje representado por la imagen intercedía ante el Señor. La imagen elegida fue la Virgen María custodiada en el santuario de la cercana villa de Zapopan. Se reporta que la epidemia cedió tiempo después, así que en un ejemplo magnífico de post hoc ergo propter hoc, la gente concluyó que la Virgen de Zapopan los había curado.

Casi un siglo después, en 1734, otra epidemia ocurrió, además de inundaciones y tormentas. La población y las autoridades recordaron la experiencia pasada y repitieron el recorrido de la imagen zapopana por los barrios de Guadalajara. De nueva cuenta, las crónicas dicen que la situación de la ciudad mejoró, así que las autoridades civiles y eclesiásticas de Nueva Galicia declararon a la Virgen de Zapopan "Patrona contra rayos, tempestades y epidemias". Ese recorrido, también, fue el inicio de la visita anual que la Virgen de Zapopan hace por parroquias representativas de la hoy Guadalajara metropolitana, recorrido que culmina con la Romería de Zapopan, el 12 de octubre.

275 años después, Guadalajara padece no una sino dos epidemias: el dengue y la influenza A/H1N1 (también conocida como influenza humana, influenza porcina, fiebre del puerco e "influencia A Hache Ele Ene Ele"). El dengue es más mortal, pero necesita de mosquitos para trasmitirse entre personas. La influenza es menos peligrosa pero mucho más contagiosa porque el virus viaja en la saliva y se transmite a través del aire y el contacto físico. Ambas son enfermedades que exigen aislamiento y reposo, e impactan negativamente a la economía y sobrecargan los ya de por sí precarios servicios médicos.

En esos 275 años las cosas cambiaron un poco. La ciencia se ha convertido en el método dominante si no único para obtener conocimiento sobre el mundo, y los gobiernos basan su legitimidad en los pueblos y no en los dioses. Así que cuando ocurren situaciones como la actual, las autoridades de las sociedades medianamente modernas prefieren recurrir a sus organismos especializados en salud pública, que actúan con base en los marcos teóricos de la medicina científica e intentan impedir la transmisión de los microbios patógenos hacia las personas sanas y eliminarlos de las personas enfermas. En epidemias es de especial importancia intervenir en los eventos masivos, y en Jalisco no hay evento más masivo que la Romería de Zapopan: como toda gran aglomeración humana es un riesgo importante para la salud pública, especialmente con epidemias tan contagiosas como la influenza. Esto lleva a ver a la Romería de Zapopan como parte del problema, no de la solución.

Por eso, los ayuntamientos de Guadalajara y de Zapopan y el gobierno estatal iniciaron desde días antes fumigaciones por la ruta de la peregrinación para matar al mosquito transmisor del dengue y campañas de concientización entre la población para que si presentaran síntomas de algo no asistieran a la procesión de la "Patrona contra epidemias". El día de la Romería, se instalaron varios puntos de revisión para detectar enfermos y remitirlos a los hospitales, y se revisó que los vendedores de alimentos que se colocan en la ruta usaran cubrebocas y dispusieran de gel desinfectante. Es lo correcto, y no se esperaba menos.

¿Qué fue lo que hizo la iglesia católica de Guadalajara? Entregarse a la esquizofrenia. A diferencia del gobierno, la Iglesia asegura que su legitimidad viene de (su) Dios, así que es natural que insista en su concepción teocéntrica y sobrenatural del mundo y recomiende a la feligresía que asistan a la peregrinación a pedirle a la Virgen de Zapopan, la Patrona contra las Epidemias y los Contagios, que nos saque del hoyo médico en que estamos (Semanario 662). Pero al igual que el gobierno, la Iglesia sabe que la teoría de gérmenes explica a la perfección y permite hacer algo eficaz contra las epidemias de dengue e influenza, así que recomienda a la feligresía que atiendan a las recomendaciones de la Secretaría de Salud y que si se sienten enfermos que se queden en sus casas y acompañen a la Virgen Patrona contra las Epidemias en oración.

El gobierno local de Zapopan esperaba una afluencia de peregrinos cercana a los dos millones, mayor que en años anteriores, porque además de la doble epidemia hay una crisis económica, y en palabras de un funcionario, "los ciudadanos normalmente cuando tenemos una situación difícil acudimos a nuestra fe" (La Jornada Jalisco y Público Milenio, 07/10/2008). En 2008, 1.8 millones de personas fueron a la Romería (La Jornada Jalisco y Público Milenio, 13/10/2008). En 2009, fueron 1.5 millones de personas (El Informador, La Jornada Jalisco y Público Milenio, 13/10/2009). Esto representa una disminución de un 16% respecto al año pasado y un 25% respecto a la expectativa oficial.

De esas 300 mil personas que no fueron, algunas de plano estaban muy enfermas para ir. Entre estas últimas se encuentra, ni más ni menos, el cardenal Juan Sandoval Íñiguez, el principal promotor de la mitología sanitaria de la Virgen de Zapopan, que según un comunicado de prensa de la Arquidiócesis fue hospitalizado por dengue y no pudo asistir a la misa de despedida en la Catedral de Guadalajara ni en la misa de recepción en la Basílica de Zapopan. (En una de esas y Dios sí existe y es justo.) El resto hizo una valoración de los riesgos y los beneficios, y concluyó que ir a la Romería implicaba exponerse ante la influenza y el dengue y prefirieron hacer caso de las recomendaciones de la Secretaría de Salud y evitar las concentraciones masivas.

Los imbéciles de El Informador podrán decir que "fue un triunfo de la piedad religiosa sobre la urgencia sanitaria" (13/10/2009), pero es incuestionable que hubo menos gente ahora que el año pasado. La Romería de 2009, en ese sentido, es una derrota de la devoción a la Virgen de Zapopan, una devoción que desde sus orígenes se ligó a la prevención de las enfermedades, y que esta vez perdió terreno ante los modelos de la medicina científica moderna. Más que una derrota de la Virgen zapopana, es una derrota cultural de la iglesia católica de Guadalajara, un testimonio de la creciente irrelevancia de la explicación teológica del mundo y un pequeño paso hacia la plena secularización de la sociedad tapatía.

Referencias

19 comentarios:

Ego dijo...

¡Hombre, pos claro! La Virgen bondadosa y madre de todos nosotros no nos salavaría de una pandemia si no sacarámos su estatua a pasear por las calles. Además recordemos que no es sólo una estatua, sino la Virgen misma que tiene poderes mágicos. Ah, pero no vale sacar otro ícono de la Madre de Dios, ¿eh? Sólo sirve el que arbitrariamente se decidió que sería usado para estas situaciones.

Así funciona DIos.

Ribozyme dijo...

Sí que es irónico lo que le pasó al cavernal. Seguramente con eso Diosito y la Virgencita le están queriendo decir algo respecto a las mamadas que hace... claro, eso sería si existieran, pero estoy tratando de interpretarlo como debería interpretarlo el cavernal.

Aunque todavía quedan rastros de esa postura sobrenaturalista respecto a las enfermedades, una versión moderna la ha estado substituyendo y se ve hasta en los productos de consumo masivos, la de "lo natural".

Kyuuketsuki dijo...

Y de un lugar tan ampliamente mocho como Guadalajara, me da más gusto aún. Van a pasr muchos años más para que sea una tendencia más generalizada a la baja, pero la gente por fin entiende es que las enfermedades se curan con la ciencia y no con la fe. Ojalá que eso se extendiera a otros ámbitos.

Siesp... dijo...

Gran post, Pereque. Acabo de copiármelo por si alguna vez escribo algo sobre este tema y utilizo algún párrafo tuyo. (Por supuesto siempre enlazando con el autor, jeje)
"Romería y epidemias", hasta me gusta el título.
Saludos.

Antonio dijo...

Coincido con Ribozyme. Ojalá la reducción de feligresía fuera igualada por un incremento de quienes confían en la ciencia. Pero no. La fe es un meme poderoso y lo que he notado es que cuando desaparece la fe religiosa suele ser sustituida por la fe en otras cosas, como la ley de la atracción o las pseudociencias.

Espero equivocarme.

Un Abrazo.

Lord Eggs dijo...

Esto me recuerda a ese gran filósofo, Anónimo Fulanodetal, que alguna vez dijo algo similar a «Tu enfermedad es real: tu dios no.»

Sidurti dijo...

Excelente artículo Pereque. Es muy curioso este fenómeno de la Religiosidad popular; por un lado la gente les atribuye esos poderes sobrenaturales a las imágenes, esdtán basados en la tradición popular, la tradición oral que a la vez se retroalimenta con la tradición oficial. No es que la imagen haya sido elegida arbitrariamente, en algún momento se sacaron las imágenes y se le atribuyó a una o varias el poder de parar enfermedades.

Hay otro asunto que me preocupa y que nadie ha dicho: ¿Què le pasó al mosquito que picó a cardenal? ¿eh? Eh?? ¿En dónde están los de PETA para defenderlo?

Lord Eggs dijo...

Sidurti:
Verás, fueron días de intensos dolores musculares, las articulaciones hinchadas, dolor de ojos, sin querer moverte para absolutamente nada, y lamentablemente, después de una semana de sufrimiento... el mosquito murió.

Mathilda dijo...

Vaya pero que interesante post!

La fé lo puede todo...sera?

seguiré leyendo otras entradas, veamos...

Saludos!

Pereque dijo...

Ea, yo me acuerdo que por aquí andaba un troll caguengue que prometió dar guerra en una entrada que no trataba de nada, y cuando finalmente hago una entrada que trata de algo, no se aparece. Buuu.

Y tal vez les interese saber que el cavernal (sic) Sandoval se recuperó.

Ribozyme y Antonio: Es cierto, pero los altis tienen la ventaja de que están más desorganizados y son menos totalitarios que las iglesias.

Siesp: Adelante, que para eso está.

Mathilda: Bienvenida.

¡Saludos!

Ribozyme dijo...

Y ahora el cavernal va a decir, como dijo Adrián:

Si se alivia el enfermo: ¡FUE UN MILAGRO DE SAN ALEJO!!!!
Si se muere el enfermo: ¡FUE CULPA DEL DOCTOR PENDEJO!!!

Kix dijo...

A ver si entiendo...

Dios manda el dengue, el AH1N1 (o la influencia AHLNL jaja), es su santa voluntad. Pero si uno le reza a la Virgen entonces ella puede convencer a diosito de que se eche para atrás?

¿O sea cómo?

Lord Eggs dijo...

Kix: muy sencillo. Primero que nada, ¿Quién es la Madre de Dios? ¿Eh? ¿Eh? ¿¿EH?? Y a la madre se le obedece, ab ovum, que si no te pone como al Santo Cristo.

Fíjate nada más qué cosas tiene la vida.

Adrián Robles dijo...

Este post me recordó a esta foto

Muy buena entrada.

Ribozyme dijo...

¡Tá buena la foto del Papa Palpatine/Darth Benedictus!

Adrián Robles dijo...

Te faltó Bien Adicto Al Seis

ax783 dijo...

Perequedijo...Ea, yo me acuerdo que por aquí andaba un troll caguengue que prometió dar guerra en una entrada que no trataba de nada, y cuando finalmente hago una entrada que trata de algo, no se aparece. Buuu.


______________________________

Sí, pero me interesa venir a tirar estiércol con algún post del pendejete de Martin, no en general,
Peneque, digo, Pereque.

MNB dijo...

Hola, Pereque:

¡Qué difícil es esto del absurdo!

Todavía no me animo a participar.

Espero hacerlo algún día.

Un abrazo y miles de cariños a Tiburcia y Thejab

Cataclísmica dijo...

¡Konnichiwa!

Hola, Pereque.

Vengo de parte de mi primo Quoth para ofrecer mi blog y hospedar otro circo del absurdo, el que quieras.

Creo que ya habíamos hablado alguna vez, ¿o no? Como sea, mi blog es cuarentaydos.org.mx y yo soy Cataclísmica.

¡Saludos!