Contacto

Sugerencias, comentarios, preguntas, mentadas... las cadenas son especialmente bienvenidas.
Contacto

Me lo dijo un pajarito

agosto 21, 2006

Mil millones de taxis: resumen

En la entrada anterior se comentó un fragmento del escritor argentino César Aira, donde planteaba la existencia de mil millones de taxis simultáneamente en la ciudad de Buenos Aires. Se preguntó qué estaba mal en el planteamiento de Aira, y si era posible estimar cuántos taxis hay en Buenos Aires en base a los datos de Aira. Este artículo es la recopilación de las respuestas.

Kix se gana mención honorífica por su comentario, que reproduzco a continuación:

No aplica. Si en Bs. As. son tan tranzas como acá, no importa el padrón de taxis, siempre habrá más taxis piratas...

¿Qué se hizo mal?

Todos los comentaristas del artículo anterior están de acuerdo en que los números salieron de la nada. Los números de Aira no tienen relación con la realidad. El último conjunto, el de los taxistas honestos, es casi inverificable. Por lo arbitrario de los números iniciales, cualquier conclusión carece de sentido. Sin embargo, esto no necesariamente es un error, porque como señala el lector Arévalo, Aira hizo literatura, no matemáticas.

Con ese caveat, lo que está de veras mal es que, primero, Aira no distribuyó a lo largo del año. El lector "In I Go" fue el primero en dar con la clave, y ése era el sentido de la pista. Tanto "In I Go" como Antonio tomaron en cuenta esto en su solución. El gran error de Aira es que, a pesar de que desea calcular la cantidad de taxis necesaria para que ocurra el hallazgo de una bolsa de dinero una vez al año, mete a esos mil millones de taxis en un solo instante.

Segundo, Aira confunde taxis con viajes de taxis y viajes de taxis con pasajeros de taxis. Esos mil millones de taxis son en realidad mil millones de pasajeros de taxis, que pueden en algún caso compartir un taxi (puede ser que una familia de Mendoza esté visitando a sus parientes en Buenos Aires y todos se transporten juntos en taxi, o dos ejecutivos vayan a una junta en otra oficina). Y los taxis no son precisamente desechables: un taxi puede hacer varios viajes a lo largo de su vida útil de varios años.

Así, hay que dividir entre:

  • 365 días que tiene el año
  • El número de pasajeros por viaje, en promedio
  • El número de viajes que hace un taxi al día, en promedio

¿Entonces cuántos son?

"In I Go" da como resultado medio millón de taxis: mil millones de viajes divididos entre 250 días laborales por taxista y dividido entre 8 viajes diarios. Por lo desmesurado del número, decide multiplicar por diez el número de taxistas honestos y le da 50 mil taxis. Los 250 días son tan arbitrarios como los mil por mil por mil, pero es una buena aproximación a un año de semanas inglesas. Antonio, por su parte, divide entre 365 días para tener el número de taxis diarios y luego divide entre el número de viajes diarios por taxi para llegar a 137 mil taxis. Kekox toma el dato de la población de Buenos Aires y a partir de ahí va multiplicando por los otros conjuntos hasta llegar a 100 taxis, que no es más que mil millones dividido entre los diez millones de taxis bonaerenses. Cien taxis es más bien el promedio de viajes en taxi que hace un bonaerense al año.

Mis cuentas: ya concluí que Aira calculó el número de pasajeros de taxis en un año. Dividiendo entre 365, nos da 2.7 millones de pasajeros diarios (esta cifra indica que los números de Aira están mal: el metro de la ciudad de México transporta 4 millones). Como no todos los taxis van con un solo pasajero, supongo que en promedio hay dos pasajeros por taxi, lo que baja la marca a 1.4 millones de viajes diarios. Es razonable suponer que, en promedio, un taxista tarda media hora en buscar pasaje, recogerlo y llevarlo a su destino. Si el taxi está en la calle todo el día, salen 29 mil taxis, que es el promedio de taxis que uno puede esperar encontrar en un momento cualquiera en las calles en Buenos Aires. Como "In I Go" dijo en su último comentario, hay que tomar muchos más factores en cuenta. Reconozco la exageración de los 48 viajes diarios, pero intenté de alguna forma compensar los números iniciales. Tampoco usé los 10 millones de habitantes de Buenos Aires, más que como verificador de la credibilidad de los otros números.

¿Qué aprendemos de este cuento? Primero, que a base de suponer podemos demostrar casi lo que sea (¿verdad, señor Jorge Guerrero de la Torre?), y debemos ser muy cuidadosos con el origen de nuestros datos. Segundo, que uno debe analizar bien el planteamiento del problema o de la hipótesis, no vaya a ser que se nos esté escapando algo, como se le escapó a Aira. Tercero, que los errores acumulados o se anulan entre ellos o crean un error más grande. Y último, que los poetas haciendo matemáticas crean muy buenos acertijos. ;)

7 comentarios:

Kix dijo...

Definitivamente qué bueno que Aria no se dedicó a ser maestro de mate.

Buen inicio de semana!

Blog de Kekox dijo...

No se vaya a malentender:

Yo calcula 100 taxis solo siguiendo la logica del cuento, que es incorrecta desde el principio.

Claro que yo entiendo que en una ciudad tan grande debe haber miles de taxis minimo.

No es mi calculo personal, nunca lo di.

Lo unico que pretendi es mostrar que en Letras Libres realmente se puede escribir cualquier cosa y te pagan. y te leen?

Lastima que ningun matematico se asomo por este blog para darnos una luz en el tema.

saludos pereque, veremos que posteas ahora.

In I Go dijo...

Kekox, casi me haces dudar con el último truco: uno de cada mil habitantes es taxista. Pero a mí me seguía pareciendo que el número de habitantes no tenía que intervenir en el cálculo. Creo que me saliste un poco pinche. ;-)

Pereque, yo me fui por bajo y tú por alto. Lo que es cierto es que no caí en que no eran sñolo viajes, sino pasajeros, los que se medían como taxis.

Los 250 días al año son aleatorios, y era consciente de que el número era bajo (aunque 365 son demasiados). Empecé suponiendo 300, pero las divisiones entre 3 dan números muy raros, y con 250, si los viajes diarios eran múltiplos de 4, el número final era más redondo.

Luego utilicé una constante (la famosa constante de la honradez=10) en la ecuación, que es lo que suelen hacer los científicos cuando no le cuadran los resultados. :-)

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Pereque:
Su explicación fue inteligible y hasta simpática. Me gustó que la haya desarrollado a partir de las respuestas de los visitantes del blog; eso la vuelve particularmente amena.

in i go:
Le agradezco que sus explicaciones se hayan tornado del todo prosaicas. No me lo tome a mal, pero sus versos son tan malos como su inteligencia deslumbrante.
;)

In I Go dijo...

Erathora,

¿Cómo me lo voy a tomar a mal? Simplemente son malísimos. No eran versos, era un chiste (malo). De hecho, era la primera vez (y seguramente la última) que hacía algo así. No es lo mío.

Pereque dijo...

En particular

Kix: ¡Ja! Quién sabe, a lo mejor si se hace profe de matemáticas no hace estas cosas.

Kekox: No sé, yo sí leo Letras Libres. Es mejor que Quo o la revista de Jaimico. :) De puntadas futuras, está el asunto de los náufragos: me tiene molesto que nadie en la tele sepa dónde están las islas Marshall. Y su post reciente me ha dado ideas...

In I Go: Buen intento, pero se lo habría creído si hubiera usado 42, que como todos sabemos es la respuesta universal.

E. H.: Ése era el chiste, que los lectores llegaran y ofrecieran respuestas.

En general

Descubrí que el artículo original es la segunda página de Google cuando uno busca "cantidad de taxis por persona buenos aires". Jojojo, el FSM debe quererme mucho.

El primer resultado es Wikipedia en español, que dice que son 38,202 taxis, sin el servicio de remises o taxis particulares, que entonces serían unos 40 mil. Entre mi número y el de In I Go. (Debería poner este número en el artículo principal...)

Saludos, P.

Antonio dijo...

Saludos,
Entonces mi número podría ser correcto si consideramos a los taxis piratas que menciona Kix
Por cierto ¿El incremento de los taxis piratas también reduce el efecto invernadero de acuerdo con la regresión lineal de la iglesia del FSM?
Un Abrazo