Contacto

Sugerencias, comentarios, preguntas, mentadas... las cadenas son especialmente bienvenidas.
Contacto

Me lo dijo un pajarito

agosto 26, 2009

Los alimentos orgánicos no son más nutritivos que los convencionales

Una de las ventajas que los productores de alimentos orgánicos (que a grandes rasgos son aquellos que se producen sin fertilizantes, pesticidas o aditivos de origen industrial) difunden a favor de sus métodos y mercancías es que lo orgánico es más nutritivo que lo agroindustrial o convencional. (Véase un ejemplo aquí.) Puesto de esa forma parece una instancia más de la falacia naturalista: lo natural es mejor que lo artificial. Pero en principio puede ser cierto.

A finales de julio de 2009, la Agencia de Estándares Alimenticios del Reino Unido (FSA) publicó y adoptó los resultados de una revisión sistemática de la literatura médica relacionada con alimentos orgánicos, realizada por un equipo de investigadores de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LSHTM). El objetivo era determinar si existen diferencias nutricionales entre la comida orgánica y la comida convencional agroindustrial.

A ver si me doy a entender. Una revisión sistemática es un tipo de estudio que examina la literatura disponible sobre un tema particular y específico. De acuerdo a criterios públicos, predefinidos y replicables, se hace una selección de los artículos relevantes y se evalúa su calidad. Todos esos factores se toman en cuenta para hacer una síntesis de esos estudios y llegar a una conclusión. Si los estudios reportan resultados más o menos comparables entre sí, se puede hacer un metaanálisis, o un análisis estadístico combinado de esos resultados individuales.

En este caso, el equipo de la LSHTM dirigido por Alan Dangour buscó la literatura arbitrada y en inglés sobre comparaciones de nutrientes entre alimentos orgánicos y convencionales entre enero de 1958 y febrero de 2008. El equipo excluyó cualquier artículo que no tuviera como objetivo principal comparar el contenido nutricional de un producto orgánico contra un equivalente convencional. El equipo detectó 162 artículos relevantes, tres cuartas partes de los cuales fueron publicados durante los últimos diez años. El 87% de los estudios seleccionados trata sobre vegetales orgánicos. El resto trata sobre productos orgánicos de origen animal.

Esos 162 artículos fueron evaluados para determinar su calidad. Para que un artículo se considerara de calidad, debía especificar claramente los métodos de producción orgánica usados en el cultivo o el ganado analizado (incluyendo organismos certificadores); debía mencionar las variedades vegetales o animales analizadas; debía especificar qué nutrientes se estaban evaluando; qué métodos de laboratorio se usaron para medir los nutrientes y qué métodos estadísticos se usaron. Si el artículo no cumplía con uno o más de los puntos mencionados era considerado poco satisfactorio. Sólo 55 artículos (34%) cumplieron con todos los puntos; notablemente, sólo 75 artículos, menos de la mitad, definían con claridad qué era un producto orgánico, lo que es precisamente el meollo del asunto.

El grupo clasificó los resultados en categorías de nutrientes, reportando aquellos nutrientes que fueron analizados en al menos 10 artículos sobre vegetales (23 grupos en total) y 5 sobre animales (11 grupos en total). Los resultados del análisis de todos los artículos son:

  • Los productos vegetales convencionales tuvieron más nitrógeno que los orgánicos.
  • Los productos vegetales orgánicos tuvieron más magnesio, fenoles, zinc, flavonoides, azúcares y materia seca que los convencionales.
  • Los productos animales orgánicos tuvieron más grasas poliinsaturadas, más ácidos grasos trans y más ácidos grasos que los convencionales.

Cuando el análisis se restringe a los estudios de calidad satisfactoria, los resultados son diferentes:

  • Los productos vegetales convencionales tuvieron más nitrógeno que los orgánicos.
  • Los productos vegetales orgánicos tuvieron más fósforo y acidez que los convencionales.
  • Los productos animales orgánicos tuvieron más nitrógeno que los convencionales.

En la lista de arriba, "X tuvo más Y" se debe entender como "hubo una diferencia estadísticamente significativa de Y a favor de X". Es interesante notar que la única diferencia significativa que se mantuvo en ambos conjuntos de evaluación (el de todos los artículos y el de los artículos de calidad) fue el nitrógeno en vegetales convencionales. Ninguna diferencia a favor de los orgánicos tuvo ese comportamiento.

La conclusión del grupo de revisión es que la literatura sobre las diferencias nutricionales entre productos orgánicos y convencionales es escasa, no muy buena y lo suficientemente heterogénea como para no ser directamente comparable; y que esa literatura no detectó diferencias de nutrientes entre los alimentos orgánicos y los alimentos convencionales que sean relevantes para la salud humana. El grupo de revisión pide aumentar los estudios sobre diferencias nutricionales y mejorar su calidad.

Algunos abogados de la agricultura orgánica no estuvieron muy contentos. Acusaron al reporte y a la FSA de ignorar la menor cantidad de pesticidas, antibióticos y sustancias industriales, el aumento de la biodiversidad y la variación genética, la conservación del suelo y otros beneficios ambientales de los orgánicos. Pues sí, pero la revisión jamás buscó responder preguntas ambientales. De hecho el protocolo mencionaba explícitamente que los estudios enfocados en fertilizantes o contaminantes no iban a ser considerados. El estudio buscaba responder una pregunta concreta, no convertirse en la Biblia de la ciencia de los cultivos orgánicos.

Este vehemente énfasis en beneficios ambientales y demás no es más que ruido, una distracción para que no se note que los activistas y productores orgánicos no mencionan una sola pieza de evidencia que refute la revisión de la FSA, que es lo que cabría esperar si tuvieran tal evidencia. Esto es un reconocimiento implícito de que la revisión tiene razón y de que el estado actual del conocimiento no indica que la comida orgánica sea nutricionalmente diferente (mucho menos superior) a la comida agroindustrial.

Los productores orgánicos tienen dos salidas. Una es apoyar la elaboración de más y mejores estudios comparativos de nutrientes entre los productos orgánicos y los convencionales, con la esperanza de que terminen inclinando la evidencia a favor de los orgánicos, pero con el riesgo de que los estudios apuntalen la revisión del FSA y conviertan la superioridad alimenticia de los orgánicos en un mito para siempre. La otra es nunca más asegurar que los orgánicos son más nutritivos que los convencionales, y concentrarse en demostrar y promover las ventajas ambientales y sociales que pudieran tener.

Mientras tanto, podemos decir que todos aquellos que digan que los alimentos orgánicos son más nutritivos que los convencionales hacen una afirmación extraordinaria para la que deben presentar evidencia extraordinaria. Y si no lo hacen, será lícito considerarlos ignorantes o deshonestos.

Referencias

10 comentarios:

Joel dijo...

Excelente post. Me gustaría (no pierdo nada con pedir) uno parecido pero dedicado a los alimentos transgénicos, aunque en este caso hay diferentes tipos, habría que ver algunos de los que mas nos incumben actualmente como el maíz y el frijol.

Saludos.

Pd. espero haber comprendido bien las cosas, ya que a esta hr. no doy garantías.

Gndrix dijo...

También tienen la opción de hacer como que no pasó nada, descalificar a la citada agencia y seguir diciendo lo que se les venga en gana, lo cual es lo mas probable, ¡esos pillos!.

Apoyo la propuesta de Joel, échese un post transgénico. Digo, "ái" en el tiempo que le quede libre, si le es posible.

Ramón Mier dijo...

Nadie puede dar lo que no tiene. Lo mismo vale para los vegetales.

Una fruta o verdura que no ha sido debidamente fertilizada (como puede suceder en agricultura orgánica) puede contener menos pero no mas nutrientes que una que si.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Me uno a la multitudinaria petición:

Si alguien puede hacer una buena entrada acerca de los transgenicos ese es "La corte..."

Saludos

Antonio dijo...

Recién escuché el podcast de Skeptoid sobre el tema:

http://skeptoid.com/episodes/4166

Hace poco le comentaba a mi hijo, en los pasillos del HEB, como los cereales orgánicos cuestan entre 2 y 3 veces lo que los normales.

Un Abrazo.

Ribozyme dijo...

Lo que yo tenía entendido (no soy, ni de lejos, experto en el tema) es que por lo general lo que se afirma (los productores y consumidores de los mismos) es que dichos alimentos orgánicos son "más saludables" (no necesariamente más nutritivos), más sabrosos (de lo poco que veo que se vende por acá en los supermercados es café orgánico, el cual hasta la fecha no he sabido que nadie consuma por su valor nutritivo; aprovecho para aclarar que el HEB al que hace referencia Antonio es una cadena de supermercados de Texas que, por su asociación con el ir de compras a la frontera, ha tenido éxito también en algunas poblaciones del Noreste de México como supermercado de lujo) y con impacto ambiental negativo mucho menor. Era de esperarse que las verduras (yo ni sabía que existían alimentos orgánicos de origen animal) y frutas, mientras se obtengan de plantas que crezcan con suficientes nutrientes, sin importar el origen, tuvieran el mismo contenido de nutrientes para los humanos (creo que en ese aspecto introducirían una variación más significativa las condiciones climatológicas durante el cultivo y, sobre todo, el trasfondo genético de las plantas, es decir, la variedad o cultivar utilizada). Aparte de la cuestión del sabor, uno de los motivos más importantes que se dan para el consumo de alimentos orgánicos es una cuestión de miedo (¡Que raro en un asunto que es más que nada rollo misticoide, pseudociencia y lugares comunes!), la de que los poductos de la agricultura indstrializada contienen niveles significativos de substancias sintéticas y sus derivados, que se acumulan en el cuerpo y le provocan efectos indeseables, el mismo rollo de las "toxinas" tan socorrido por los naturistas y promotores de pseudomedicamentos que por lo general no son más que laxantes o aparatejos que no hacen nada útil. Ya por simple asociación eso inspira desconfianza. Todavía quedan por ver estudios serios y amplios que demuestren que los niveles de substancias indeseables mantienen una diferencia entre los dos tipos de alimentos que tengan algún efecto significativo para la salud. Lo del sabor también sería fácil de establecer, y mucho más barato (en lugar de sofisticados análisis de trazas, sólo se necesitarían catadores). Finalmente, aún queda por demostrar que los métodos orgánicos de cultivo realmente tienen un impacto
ambiental menor y, lo que considero aún más importante, si esta dferencia se justifica económicamente, es decir, si los mayores precios de venta y costos de producción (que se deben sobre todo a la mucho menor productividad de los métodos orgánicos) se ven justificados porque se elimina el deterioro ambiental que a la larga acarrearía serios problemas económicos. Esto es particularmente importante en un mundo en el que una proporción significativa de la población humana sufre de desnutrición crónica (incluso en nuestro país) o incluso acaba muriendo de hambre. Quizás lo único moralmente aceptable sea continuar con los métodos industrializados de producción agrícola para proveer de alimentos abundantes y baratos a los más amolados, y dejar los alimentos orgánicos para los privilegiados que necesitan de alguna forma de reducir su sentido de culpa por serlo, "haciendo algo por el mundo/la naturaleza", o simplemente necesitan una manera de distinguirse como "especiales".

Humbert C. Christopher dijo...

Mmm...fuera de contexto:

Elegí éste blog como una de mis recomendaciones para el blog day.

Espero no cause ninguna molestia.

Kyuuketsuki dijo...

Ya lo había pensado y llegado a conclusiones similares sobre su valor nutritivo. De lo que tengo mis serias dudas sería de que muchos transgénicos o alimentos regados de insecticida no transmitan toxinas. Aunque sería igual de malo que regarlos con agua de drenaje, como en muchas ocasiones se hace, según mi opinión. Estaría chingón que hicieras un post al respecto.

papaesceptico dijo...

buena entrada! el decir que uno es mejor que otro, yo creo que seria casi imposible, es como decir que una manzana organica es mejor que una convencional, que las propiedades van a cambiar, en tal caso dejaria de ser manzana, y la convertiríamos en manzanoide :) se sabe que tipo de nutrientes necesitan las plantas para crecer mas ricas, rapido y resistentes a enfermedades, al momento de hacerlo orgánico la haces menos resistente.

No puedes cambiar las cualidades de un producto! quieren ver un super experimento de esto! si yo se que es ilegal, pero es la unica forma de ver esto aqui en Mexico! con un torrent busquen a penn & teller season 7 hay un capitulo de comida organica muy bueno!!!

y otro punto, al sembrar organico se necesita mas terreno, y muchos desperdicios y caca animal, esto también contamina! es un tema muy controversial!!????, al igual que la creación y la evolución, uno es con FE y el otro con evidencia!

si alguien quiere sembrar organico usen sus jardines, pero no lo hagan para querer darle de comer al mundo!
Saludos

Anónimo dijo...

Papa escéptico:
¿Crees que la caca contamina directamente al producto? Sabes que es la degradación de compuestos, y que se da en la tierra o solo das argumentos invalidos y sin mera base ni investigación.
La caca, excremento o materia fecal, se descompone en la tierra por la acción del viento, humedad, insectos, hongos y bacterias que se alimenta de la misma, se forma humus. De ahí la planta absorbe los nutrientes y agua por medio de capilaridad. Es obvio que no te vas a comer una fruta con caca batida (si eso es lo que piensas, es muy infantil). Cuando se desintegra la planta solo absorve lo que necesita, es un ser vivo. Así que no te debes preocupara por la caca, por que las plantas ya estan digmos acostumbradas. La caca esta en varios lados como la de los insectos en tu casa y en el polvo ¿te habias puesto a pensar en eso? Mas que nada exageras.
-Despúes de la recolección una fruta o una verdura se proceden a recoger y se someten a selección.
Una de las ventajas de los orgánico (que sigue siendolo) es su sabor, textura y firmeza. Prueba una manzana "Washington" pintada de rojo vs una manzana orgánica y notaras las diferencia.
Son mas caras por que requieren mas cuidados. Se debe vigilar que el agua este en buen estado. En cambio con la fruta fertilizada se tiende a usar agua sucia o algunas veces tratada (que no es para dar alarma sobre el producto) y eso si contamina la fruta.
-Sobre que se necesita mas terreno si es verdad, pero hay una base racional para esto. Entre mas separdas esten las plantas, mejor se desarrollan, claro que debes establecer un límite dependiendo tu espacio. Esto aumenta la eficiencia. No es magía ni nada, son estudios de edafología y agronomía.
-Al contrario al hacerlas orgánicas la planta desarrolla sus propias defensas, negar esto es negar la evolución y la adaptación.
Un planta produe toxinas como medio defensa contra algunos insectos. Evidentmente el tipo de clima, la fauna y la flora van a determinar el exíto de supervivencia de la planta. Una planta transgénica en cambio se desarrolla para resistir un tipo de clima, si le cambias las condiciones se muere así de sencillo, su codigo génetico esta programado así.
*Este blog apuesta mas al pseudorazonamiento y el subjetivismo y "lo que el ve" como verdadero. Pero el creador de este blog sinceramente no sabe ni lo minímo de química agricola y mucho menos de biología. No se como le pueden hacer caso con su conspiranioa contra la natural.
Confunde mucho y tergivesta datos, claro sacados de google.