Contacto

Sugerencias, comentarios, preguntas, mentadas... las cadenas son especialmente bienvenidas.
Contacto

Me lo dijo un pajarito

octubre 27, 2007

La PGR se cree una leyenda urbana... otra vez

Tal vez recuerde que hace dos años la Procuraduría General de la República hizo caso a la vieja leyenda urbana de los Sangres, la supuesta pandilla que asesinaría a aquellos que les hicieran el cambio de luces como parte de un ritual de iniciación. Los medios de comunicación pusieron su grano de arena para fomentar la histeria colectiva.

Pues bien, en Mazatlán aparecieron carteles en escuelas primarias con logotipos de la PGR que advertían contra unos narcotraficantes que regalan calcomanías con LSD. La droga está en estrellitas azules o puntos de colores "del tamaño de un borrador de lápiz" sobre el papel. El niño ingiere la droga al lamer la calcomanía para pegarla. Para llamar la atención de los niños, las calcomanías tienen a personajes de Disney, Supermán, Bart Simpson, mariposas y payasos. O eso decían los carteles. (Noroeste, 24/10/2007)

Como que suena conocido, ¿no?

Efectivamente, los carteles anuncian una leyenda urbana más vieja que yo. La primera aparición documentada de este cuento es de finales de la década de 1970, aunque la versión original era con tatuajes temporales que había que lamer para pegarlos en la piel. No se ha reportado un solo caso real de calcas o tatuajes con droga (ni LSD ni ninguna otra), pero eso no ha impedido que decenas de medios de comunicación e incluso departamentos de policía acepten acríticamente esta historia.

La delegación Sinaloa de la Secretaría de Educación Pública desestimó la advertencia de la PGR con base en que no se ha reportado un solo caso de calcas con droga, y censura a la PGR porque "lo único que generan son alarmas". Hasta la subdelegación del sur de Sinaloa reconoce que no tienen denuncias de esto, y dicen que los carteles son de carácter preventivo (Noroeste, 25/10/2007). O sea, "no sé si sea cierto, pero les digo por si acaso".

En 1997 se presentó un caso de supuestos volantes de la PGR alertando sobre calcomanías con LSD en escuelas de la ciudad de México. Los volantes resultaron falsos y fueron puestos por personas sin relación con la PGR o la SEP. También descartaron recibir reportes de calcomanías impregnadas con droga o recibir las propias calcomanías. En enero de ese año se hicieron pruebas de laboratorio con decenas de calcomanías de todo el país, todas con resultados negativos. En ninguno de estos comunicados se hace mención de que el caso sea una leyenda urbana.

¿Es que no hay nadie en la PGR que sepa de leyendas urbanas? ¿Es que es demasiado difícil poner a alguien a buscar en Snopes o en otros índices de leyendas urbanas cada vez que se enteren de casos fantasmales como éste? Que la PGR esté haciendo eco de leyendas urbanas viejas y bien conocidas sólo la lleva a desperdiciar recursos que podrían destinarse para tareas más provechosas.

(Aunque por otro lado, la policía de este país es proverbialmente negligente, y si no hacen nada con los problemas de verdad, tal vez tampoco hagan nada con reportes de leyendas urbanas...)

14 comentarios:

TheJab dijo...

Ejem...
... hombre, gracias por la información. Soy de los ingenuos que se creyeron el cuento así nomás, hace algunos años. Hace poco tiempo mi esposa me envió con correo-cadena, un boletín de la PGR advirtiendo del caso que usted menciona y fue entonces que tomé mis reservas, pero ahora ha sido mi esposa quien se creyó la leyenda. Me aseguraré de que ella lea este post... y de que sea antes de tomar el avión que nos llevará por las tierras de Pereque, jeje (111107).

Antonio dijo...

Es cierto. Es una leyenda urbana. A mí me envió una persona cercana hace unos días ese correo con un comentario propio de que le molestaba que los delincuentes se aprovecharan de la ingenuidad de los niños. Cuando lo recibí no sabía nada de eso pero me pareció sospechoso que un comunicado de la PGR anduviera circulando por correos electrónicos, por lo que después de entrar a la página de la PGR y buscar un poco me encontré con el boletín de enero del 97 y se lo envié, a lo que me respondió: "No me digas y yo me lo creí todito...".

Por lo menos el hecho de que la PGR publique boletines desmintiendo la versión sirve para demostrar rápido, el engaño, aun cuando no mencione que es una leyenda urbana.

Recientemente he estado recibiendo un montón de correos que hablan de un problema de seguridad en cuentas bancarias y dan un link para su solución. Sin necesidad de buscar por ningún lado es fácil ver que se trata de un engaño bastante más peligroso. Lo chistoso de eso es que me llegan correos de Banamex en el que me dice que tengo que hacer un trámite con mi netkey cuando yo no tengo cuenta en banamex.

Un Abrazo.

TORK dijo...

Tienes razón: Es un cuento viejíiiiisimo.

Cuando era niño alguna vez me pegué en las manos alguna calcomanía (creo de que rasca-huele) y mi madre armó un escandalazo. Incluso retrataron el asunto en la mamonovela "Carrusel".

V for Vancouver dijo...

Pues lo que es yo, cada vez que le entro a las estrellitas me entran unas ganas terribles de decir tonterías y contar chistes verdes, además de decir muchas tonterías, que se me lengue la traba y que tengo que decirles a todos mis amigos que son unos tipos a toda madre, cantinero, tráigase las otras, una para mí y otra para mi hermano, ¡Salud! A mí me gusta el pim piririm pim pim y de la botella el pam pararam pam pam, con el pim piririm pim pim, con el pam pararam pam pam, a quien no le guste el vino será un animal, será un animal...

W dijo...

Mira Perequetín.... ya nada más de imaginarme unas "calcamonías" (jajaja así decía yo de chiquita) con personajes de Disney, Supermán, Bart Simpson, mariposas y payasos (sobre todo los payasos) es suficiente para que entre en un estado de "alucinación barata"..... aunque he de decir que sí me pasa igual que a V.... pero con varios Herraduras en mi haber.... jejeje

Si algún día llegan mis Maras con una de esas "calcamonías" te las mando por DHL para su análisis químico....

Besos

Pereque dijo...

Jab y Antonio: ¿Así que es la querida y nunca bien ponderada cadena de correo que llegó a alturas insospechadas? No me sorprende.

Lo del boletín del '97 fue porque me parece curioso que una delegación haya tenido el tino de refutar la leyenda y ponerle un alto, pero diez años después otra delegación esté propagándola. Es como si no tuvieran memoria.

(Ah, Antonio, y de lo que dices del NetKey, eso puede ser asunto de otra entrada...)

V: Ah, pero esas son otras estrellitas...

(¿Todavía sigue vivo el proyecto del GEEK?)

Tork y W: ¡Saludos!

Roland dijo...

Yo me acuerdo que cuando iba en tercero de primaria mi maestra -una bien intencionada pero poco iluminada mujer a la que tuve que aguantar por cuatro años dada su inexplicable popularidad entre mis compañeros-, entró alarmada al salón a leernos una hoja mimeografeada (las fotocopias no eran tan populares en los ochentas!) con esa vieja leyenda urbana.

Por ese entonces vendían unos dulces aciditos que venían de algún agujero del lejano oriente y traían un tatuaje. Probablemente el pobre sujeto que los distribuia se fue a la quiebra.

(Tork, me acuerdo de ese capítulo de Carrusel. ¿Cuántos estereotipos sobre los negros no contribuyó a perpetuar esa telenovela?)

A un servidor lo invade la nostalgia, caray. Saludos.

Ribozyme dijo...

Ese cuento existe desde mi infancia, que comenzó a fines de los 60s...!!!! En aquel entonces existía un terror casi religioso a "los jipis" y sus drogas. Igual decían que a las chavas les ponían LSD en las bebidas para violarlas... Como si las experiencias con alucinógenos fueran sedantes o placenteras...

Relacionado con este tema, uno que me tiene preocupado por la propaganda (entendiéndose en el peor sentido del término) que han estado haciendo la PGR y la Presidencia de la República respecto a los narcotraficantes "que envenenan a nuestros niños". Yo me pregunto ¿Realmente el consumo de substancias recreativas en niños y preadolescentes constituirá una fracción significativa dentro del mercado de las mismas, o un problema de salud importante en lugar de una rareza? Yo a los únicos niños que he visto drogados es a los de la calle que le hacen a los solventes (no comercializados por los monstruos en cuestión), y no veo campañas para crucificar a los ferreteros/tlapaleros/vendedores de pinturas. Y me imagino que el consumo de alcohol entre esos rangos de edad y adolescentes ha de ser un problema mucho más serio, y tampoco veo una campaña propagandística contra las compañías productoras de bebidas alcohólicas y los vendedores de las mismas... No pasa de ser una táctica maquiavélica de Calderón y Cía. para ganar fama de "interesarse por la gente" jugando con su prejuicios y miedos infundados. El problema es que tácticas semejantes les han funcionado muy bien a personajes tan dispares (y tan nocivos) como Adolf Hitler, Hugo Chávez y George W Bush.

TORK dijo...

Roland: Estereotipos de todos los que andaban ahí:
-El negro.
-La güera.
-El gordo.
-Etc.

Y sí, recuerdo las hojas mimeografiadas y los tatuajes esos. A lo mejor son los que me quise poner y por los que mi madre hizo su irigote.

V for Vancouver dijo...

Y yo que pensaba que lis estrellitas eran de las buenas... Pero ya se acerca Navidad y con ella las nochebuenas...

El GEEK sigue activo, lo que falta es que lleguen los juegos en inglés para que el proyecto esté completo. Eso y la publicidad.

TheJab dijo...

... a mí me encantaba ayudarle a mi madre a preparar los exámenes desde el 'esténcil', usar el 'picaesténcil' y cómo olvidar el agradable olor que invadía el cuarto del mimeógrafo...

Gracias, madre mía, donde quiera que (no) estés.

Pereque dijo...

Roland y Tork: Quítenle los estereotipos a las novelas (los pobres buenos como el pan, los ricos malos como el veneno, Diosito o la Virgencita siempre ayudan, etcétera, etcétera, etcétera...) y no queda nada.

Ribozyme: De acuerdo. Mucho de esta mentada "lucha contra las drogas" es amarillismo y desinformación. (¡Blanco para el escepticismo!)

V: No, Navidad es hoy (31 de octubre, porque 31 OCTal = 25 DECimal)

Tork y Jab: Tan viejo es este cuento que hasta se pusieron nostálgicos... :)

¡Saludos!

TORK dijo...

Claaaro que entra la nostalgia... y cierto coraje porque en las lista de úitles incluían los chingados stenciles. Y aunque eran fáciles de conseguir, siempre me pregunté por qué pedían dos por cabeza si a lo mucho hacíamos unos 4 o 5 exámenes al año y se llegaban a juntar hasta 90 o 100 sténciles (valga la redundancia).

Antonio dijo...

"Quítenle los estereotipos a las novelas (...) y no queda nada."

¿Cómo no? Quedan los cuerpazos de las actrices.

Yo, además de los estereotipos, les quitaría la ropa. Seguro venden.

Un Abrazo.